El Popular News
4:21 p.m., 12/20/2014 | 62°

¡Tu intuición es la solución!


5/4/2012, 1:05 p.m.
¡Tu intuición es la solución!
Maria Marin |

¡Tu intuición es la solución!

Por María Marín

Me atrevería decir que el 95% de las llamadas que recibo en mi programa de radio son de oyentes que no saben qué decisión tomar.

Seguramente al igual que la gran mayoría, cuando tienes que tomar una decisión importante, lo consultas con varias personas que te ayuden a decidir que debes hacer; tu mejor amiga, tu mamá, un sicólogo, o hasta alguien que te lea la mano. Pero aún, no encuentras la contestación: “¡Ajá, esta es la solución!”.

Si no encuentras la respuesta es porque quien sabe lo que te conviene es tu instinto, conocido como tu sexto sentido que te murmura lo que debes hacer y qué decisión tomar. Pero no escuchas y buscas respuestas en otros lados.

El ser humano tiene seis sentidos, no obstante, únicamente cinco están científicamente reconocidos: vista, audición, olfato, tacto, y gusto. El sexto, la intuición, es un mecanismo de defensa que Dios te dio para cuidarte. Los animales también lo poseen. Cuando ocurre un maremoto, muchos se salvan porque antes de llegar la ola, escapan hacia terrenos elevados. Así como los animales escuchan su instinto, nosotros debemos oírlo.

Por cada decisión que vayas a tomar, existe solo una opción correcta. Por ejemplo, si contemplas la decisión de quedarte o no en una relación, mudarte o no a otra ciudad o aceptar o no una oferta de empleo, para cada una de estas situaciones solo hay una decisión que te conviene. Entonces, ¿Qué hacer?

  1. No busques respuestas en otros. Toma tiempo a solas para meditar: relájate, respira profundamente, cierra los ojos y pregúntate que sucedería al escoger cada una de tus opciones.

  2. Presta atención a las sensaciones de tu cuerpo. Aquella opción que te de inquietud e incomodidad, significa que tu instinto te está indicando otro camino. Por el contrario, la decisión que te haga sentir relajada y en paz, es la correcta.

  3. Antes de seguir los pasos 1 y 2, recomiendo que dejes a un lado tus miedos. Imagina que eres fuerte y valiente; de esta forma tus temores no podrán confundirte.

De ahora en adelante, para buscar la solución, ¡presta atención a tu intuición!