El nuevo programa tiene como objetivo ayudar a los estudiantes de bajos ingresos, de gran carga de trabajo y desfavorecidos

En un mundo ideal, los estudiantes podrían dedicarse por completo a sus estudios, sin distracciones ni prioridades competitivas que dividan su atención. Pero, si eso alguna vez fue realista, ciertamente no lo es ahora. Con el trabajo y las responsabilidades familiares, la educación no siempre puede ser lo primero.

   Para los doctores Alberto Cruz, Amin Malek, Andrea Medina y Melissa Danforth de la Escuela de Ciencias Naturales, Matemáticas e Ingeniería de la Universidad Estatal de California, Bakersfield, el problema no es que los estudiantes tengan trabajos fuera de clase, sino que esos trabajos generalmente no están relacionados con sus intereses académicos y tienen supervisores que son inflexibles para trabajar en torno a los horarios de los estudiantes. Los estudiantes que deben trabajar para ayudar a mantener a sus familias se ven especialmente afectados por estas condiciones, lo que les dificulta graduarse a tiempo.

   El equipo espera cambiar eso con el nuevo programa MAESTRO, que recientemente recibió una subvención de $ 200,000 por dos años del programa Improving Undergraduate STEM Education: Hispanic-Serving Institutions de la National Science Foundation. Un acrónimo de “Minority Advancement in Education, Science and Technology by Refactoring the Online program”, MAESTRO apoyará pasantías, talleres y diseños de clases experimentales que se ajusten mejor a los   horarios ocupados.

   “Nuestro proyecto fue motivado al notar que nuestro cronograma para la graduación y la retención eran un poco más bajos, y algunos de los factores que notamos fueron que la mayoría de los estudiantes en nuestro departamento están trabajando a tiempo parcial a trabajos de tiempo completo”, dijo el Dr. Cruz. “Fue una comprensión de que las prioridades de los estudiantes modernos ya no están sincronizadas con los académicos tradicionales y las políticas de clase”.

El departamento de profesores, que cubre ingeniería informática, ingeniería eléctrica y ciencias de la computación, atiende a estudiantes que generalmente son una minoría subrepresentada, provienen de un entorno de bajos ingresos y contribuyen significativamente a los ingresos familiares de su hogar. Alrededor del 62% de los estudiantes en el departamento trabajan a tiempo parcial y el 23% trabajan a tiempo completo, más de 30 horas a la semana. Mientras obtienen su título, a menudo trabajan en el servicio de alimentos o en trabajos minoristas, con horarios que podrían obligarlos a elegir entre faltar a una clase o un día de pago.

   “Para ellos, este trabajo es absolutamente necesario”, dijo el Dr. Cruz. “Están en una posición difícil, entonces, donde tienen que elegir entre su trabajo y su vida universitaria. Y si están contribuyendo significativamente a los ingresos de su hogar, están bajo una inmensa cantidad de presión para mantener su trabajo. Estoy bastante seguro de que si se tratara de eso, preferirían mantener la comida en la mesa que hacer un progreso significativo hacia su grado”.

   A través del Proyecto MAESTRO, el Dr. Cruz y el Dr. Malek esperan cambiar eso cambiando la idea de que la escuela siempre es lo primero y proporcionando un camino alternativo que permitirá a los estudiantes trabajar para mantenerse a sí mismos y a sus familias sin sacrificar su educación.

El primer componente del Proyecto MAESTRO son las pasantías remuneradas para estudiantes del departamento. Tres compañías ya están a bordo y comenzarán a ofrecer puestos de pasantes en la primavera: WhiteFox Defense Industries, California Resource Corporation y Avadine, una compañía local de consultoría de ingeniería de software de Bakersfield. El Dr. Cruz dijo que espera que el Proyecto MAESTRO financie entre 10 y 20 pasantías.

   “El objetivo de nuestro proyecto es ayudar a los estudiantes subrepresentados a obtener un trabajo relevante para su carrera con pasantías”, explicó el Dr. Cruz. “Estos otros trabajos no son relevantes para su carrera y significativamente les quitan tiempo de su curso de estudio. Si los conseguimos en estas pasantías que en realidad están haiendo sinergia con su especialización, esperamos que les sea mucho mejor”.

   El Dr. Malek dijo que esta parte del Proyecto MAESTRO se trata de obtener a los estudiantes el tipo de experiencia práctica que mejor los prepare para una carrera después de la universidad.

“Queremos que simplemente sientan el entorno, aprendan a trabajar en equipo para abordar los problemas de ingeniería y, básicamente, tengan una buena experiencia de trabajo que sea buena para su currículum y también para su futuro”, dijo el Dr. Malek.

   Otra parte del Proyecto MAESTRO son los nuevos diseños de clases experimentales que combinan clases asincrónicas y síncronas y tienen instructores que monitorean el rendimiento de los estudiantes y se reúnen solo cuando es necesario. A partir de la primavera, esto permitirá que los más o menos 200 estudiantes inscritos en estas clases prioricen la escuela sin sacrificar las horas de trabajo.

“La idea tradicional es que tienes una clase sincrónica donde todos se reúnen a una hora específica, pero si tienes un trabajo en el que estás por hora o basado en el salario, es extremadamente difícil pedirle a tu supervisor tiempo libre, por lo que a veces ni siquiera vas o esperas que el instructor lo grabe”, dijo el Dr. Cruz. “Vamos a ser pioneros en algunas nuevas estrategias educativas que están diseñadas para trabajar alrededor de los estudiantes que tienen cargas de trabajo pesadas, reuniéndose en grupos pequeños con intervenciones específicas para aquellos que tienen problemas”.

   El Proyecto MAESTRO también incluirá talleres de desarrollo profesional para estudiantes y profesores del departamento. En estos, los estudiantes aprenderán cómo buscar trabajo, escribir un currículum y prepararse para las entrevistas. Los talleres de la facultad incluirán discusiones sobre diversidad, equidad e inclusión.

   “Esperamos que a través de todas estas cosas podamos hacer que la experiencia universitaria sea mucho mejor para todos”, dijo el Dr. Cruz.

   El Dr. Cruz y el Dr. Malek se inspiraron para crear el Proyecto MAESTRO por sus propias interacciones con los estudiantes en el campus. Debido al tamaño más pequeño de CSUB, ambos profesores pueden conocer a sus estudiantes de una manera que no lo harían en una universidad más grande.

   “Trabajando con estudiantes en CSUB, realmente tienes que cuidar a nuestros estudiantes”, dijo el Dr. Cruz. “Confían en nosotros para brindarles una experiencia de calidad, pero además de eso, hay muchos factores que afectan su capacidad para proceder a través de nuestro programa. Tenemos que ayudarles a encontrar pasantías y mostrarles el camino. Me preocupo mucho por nuestros estudiantes y quiero asegurarme de que estas cosas sucedan para ellos”.

Historia de Kelly Ardis, especialista en comunicaciones, Escuela de Ciencias Naturales, Matemáticas e Ingeniería (NSME)