Familias que fueron separadas al intentar cruzar desde México a los Estados Unidos durante la administración del expresidente Donald Trump, buscan reencontrarse con sus seres queridos a pesar de todos los obstáculos que implica el sistema de inmigración estadounidense.

Uno de estos casos es el que relata el diario estadounidense The Washington Post, en su reporte titulado “Separated at the U.S.-Mexico border by Trump, a mother and daughter work to reconnect” (Separadas en la frontera entre Estados Unidos y México por Trump, una madre y una hija trabajan para reconectarse).

Final del formulario

En el reportaje se relata el caso de una madre de nombre María Chic Reynoso, de Guatemala, y su hija menor de edad, Adelaida Reynoso, quienes por medio de un contrabandista lograron llegar a la frontera con Estados Unidos y donde, al intentar cruzar, fueron separadas por los agentes fronterizos en julio de 2017.

Cuatro años después, ahora con la administración de Joe Biden y en un nuevo intento por reencontrarse con su hija, la señora María Chic, quien había sido deportada, viajó a Houston, donde un agente de migración la retuvo en el aeropuerto, situación que hizo que perdiera el vuelo a Florida donde vería a su hija Adelaida Reynoso de 10 años de edad, quien es cuidada por su tía.

La situación de María Chic y la de su hija Adelaida es tan solo uno de cientos de casos de familias que padecen de las complicaciones de poder reencontrarse con sus familiares luego de ser separados y deportados. Algunos, incluso, ya no hablan el mismo idioma o no recuerdan en absoluto a sus padres debido a los largos periodos de tiempo para reencontrarse en los Estados Unidos.