BAKERSFIELD, CA – Buenas noticias han sonado por los pasillos del albergue de personas en situación de calle ubicado en la calle Brundage, ya que han obtenido un subsidio de parte de la ciudad de Bakersfield de aproximadamente $6 millones para la construcción y expansión de sus dormitorios y varias zonas verdes y de almacenamiento.

    Es más, la ciudad de Bakersfield fue reconocida esta semana pasada por Ethnic Media Services como una de las tres ciudades a través de la nación que ha logrado bajar las tasas de personas en situación de calle. Las otras dos ciudades son Houston, TX; y Columbus, Oh.

    ¿Y que, están haciendo para bajar estas tasas drásticamente? En enero del 2020, la ciudad de Bakersfield obtuvo el título de “cero funcional” sobre la pobreza crónica, es decir, menos de 3 personas en la comunidad tuvieron la experiencia de la pobreza crónica. Y eso es gracias a los esfuerzos de la red de agencias y organizaciones que están ofreciendo nuevos e innovadores programas para ayudar a las personas en situación de calle a poder residir en una casa o apartamento.

    Durante la junta de la Coalición de Personas sin Hogar que se llevó a cabo este pasado martes en el Centro de Navegación de la Calle Brundage, se dijo que aproximadamente 744 personas en situación de calle sean en la ciudad o condado, recibieron albergue y que 612 personas siguen en las calles. Estos números entusiasmaron a varios de los presentes, ya que es la primera vez que la ciudad mantiene números bajos de personas en esta situación

   “Solamente el año pasado, 789 personas entraron a nuestras puertas” dijo Anthony Valdez, subasistente al administrador municipal, quien dio la mayoría del crédito a las organizaciones que trabajan con el municipio para dar estos servicios.

   “La comunidad en situación de calle es muy diversa en el condado de Kern” dijo Mary Scott, líder ejecutivo de Open Door Network. “Esta comunidad esta esparcida por montañas, desiertos, ríos, granjas, edificios abandonados, carros y albergues”.

     Scott continuó diciendo que, para combatir la situación de calle, el gobierno y las organizaciones que ayudan tienen que cambiar de mente, es decir, en vez de pensar que la pobreza es un esfuerzo personal, tienen que pensar que es un esfuerzo comunitario y asociarse con negocios privados y los departamentos de Servicios Humanos y de Vivienda.

     Sin embargo, con todo el esfuerzo que se está haciendo para terminar con esta situación, el centro de navegación esta forzado a rechazar a más de 100 personas por semana que han expresado interés en quedarse ahí y obtener servicios, solamente por que no hay espacio suficiente.  La capacidad del centro se encuentra al 95 por ciento cada noche.

   ¡Pero la expansión incluye mucho, mucho más! Además de agregar 119 camas adicionales, también habrá espacio adicional para la propiedad de los residentes, sus mascotas y trabajadores sociales, también conocidos como navegadores, y quienes son las personas que proveen el espectro de servicios que pueden ayudar a sus clientes a transaccionar de la vida en la calle a una residencia.

    Al mismo tiempo, la falta de viviendas asequibles también viene a ser un gran problema, en el Condado de Kern, aproximadamente 76 personas se encuentran con vales para vivienda, pero no existen viviendas en donde ponerlos hasta este tiempo. El problema reside que no hay propietarios que deseen ayudar a personas con ingresos mínimos o sin ingresos.

     Scott agregó que la ayuda a las personas en situación de calle tiene que dividirse entre grupos: crónico, veteranos, juventud, tercera edad. Ya que cada uno de estos grupos tienen sus barreras únicas y según Scott “estas barreras vienen a ser nuestra responsabilidad”.

     Scott comentó que las practicas innovativas de vivienda ayudan a las organizaciones a encontrar viviendas al juntarse con la Autoridad de Viviendas del condado para que personas puedan obtener un vale de vivienda en unidades de bajos ingresos al mismo tiempo que obtienen moteles abandonados y los arreglan para convertirlos en unidades habitacionales permitidas.

     Al mismo tiempo negociaciones con propietarios y dueños con ubicadores de viviendas, una lista maestra de viviendas en la comunidad, y el uso de un sistema operacional de computación similar a Zillow.

Scott agregó que el uso de programas de inversión flexible ayuda a eliminar las barreras habitacionales, a lo mismo que dar incentivas a dueños para que ayuden a la comunidad en situación de calle.

    Theo Dues, quien administra el Centro de Navegación de la calle Brundage, dijo que los obstáculos mayores para personas en situación de calle son tres: parejas, posesiones y mascotas, ya que la mayoría de los proveedores no pueden acomodar a personas que deseen quedarse con sus parejas, y la mayoría de los albergues no pueden acomodar a mascotas.

    En varios programas, toman 17 contactos con una persona antes de que esta acepte quedarse en un albergue. Y aquí es donde el centro de navegación ayuda, ya que la expansión programada a terminarse para fines de enero del año que vienes, expande el dormitorio de parejas y deja que personas mantengan más de una mascota, lo cual se convierte en un gran alivio y ayuda.

    Dues indicó que, no importando los esfuerzos para dar servicios, ellos han encontrado una tasa de personas en situación de calle que son resistentes a servicios, o que viven en las calles y no están interesados en servicios o de vivir en un albergue, esto suma aproximadamente al 43 por ciento de esta población.

       “Yo creo que al final de todo, estamos haciendo lo más posible para ayudarlos con sus barreras” dijo Dues. “Así que las personas que resisten servicios son dados múltiples oportunidades para obtener la ayuda que necesitan”.