su triunfo más apabullante sobre Cruz Azul

Las Águilas se dieron un festín en el Estadio Azteca ante La Máquina para propinarle su derrota más humillante.

Clásico Joven contrastante: de verbena para el América, de humillación para Cruz Azul, porque además el triunfo con un marcador apabullante de 7-0, ya es histórico del lado crema, su marcador más holgado sobre este mismo rival.

Noche perfecta para las Águilas, de sus 11 jugadores inicialistas y de paso de los que ingresaron de cambio, porque hasta el partido sirvió para el despertar de los dormidos, como lo fueron los casos de Federico Viñas y Salvador Reyes, este último, un tiempo fuera por lesión y que volvieron a reventar las redes.

Primero fue Richard Sánchez con un golazo y le siguieron Jonathan “Cabecita” Rodríguez, con la ley del ex, Diego Valdés, Henry Martín, Álvaro Fidalgo, Viñas y Chava.

Partido soñado para el conjunto americanista, porque además fue histórico, su mayor goleada sobre los de La Noria.

La cereza, tres triunfos contra equipos que suponen ser contendientes: 3-0 ante Pumas, 3-0 ante el Pachuca y este último, para una suma de 13 goles a favor y cero en contra.

Francisco Guillermo Ochoa ha dejado su meta en cero en los últimos 270 minutos, aunque ante los cementeros, apenas y fue exigido.

Otros resultados apabullantes…

El 4-0 era un resultado ya importante en torneos cortos, pero cuando cayó la quinta anotación se convirtió en la mejor tanda del América hablando de sus enfrentamientos ante Cruz Azul, hasta ese momento, pues este resultado ya se rubricaba como su más apabullante ante este cuadro capitalino, aunque se vino el sexto y el séptimo.

En la añeja temporada 81-82 el llamado Más Odiado se impuso 0-5, el 15 de mayo de 1982, también en el Estadio Azteca.

Los tantos de aquel encuentro fueron obra de Trejo (17’), Tapia (26’), Luna (65) y Outes (83’ y 85’ penalti).

 Cuando Cabecita vestía de celeste y el director técnico del conjunto de los de La Noria era Robert Dante Siboldi, éste se impuso 5-2 al milloneta, en el Apertura 2019, pero esa es otra historia.

La peor goleada en contra que tenía La Máquina era en la Copa Libertadores 2003, ante el Fénix 6-1, duelo de la Fase de Grupos, Jornada 3, Grupo 8.