El aumento de los impuestos al tabaco y las nuevas políticas estatales conducen a mejores resultados en el reporte anual sobre el Estado del Control del Tabaco pero todavía queda mucho por hacer.

SACRAMENTO, California, 25 de enero de 2017 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El reporte recién publicado sobre el Estado del Control del Tabaco 2017 de la Asociación Americana del Pulmón muestra que California es uno de los estados que más mejoró en 2016. California obtuvo buenas calificaciones gracias a la implementación de políticas en contra del tabaco en todo el estado. El reporte, que lleva publicándose 15 años, califica a los estados y al gobierno federal de acuerdo a sus políticas para la prevención y la reducción del consumo de tabaco. El reporte muestra que California lideró en políticas contra el tabaco durante el último año al mismo tiempo que muchos otros estados y el gobierno federal seguían quedándose atrás.

“En 2016, los Californianos se enfrentaron al control que las grandes tabacaleras ejercen sobre nuestro estado” afirmo David Pogue, Presidente de la Junta Directiva de la Asociación Americana del Pulmón en California. “Las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco siguen siendo la causa más prevenible de enfermedades y muertes en California y estamos orgullosos de erigirnos una vez más como líderes a nivel nacional en la lucha para reducir la tasa de fumadores y la exposición al humo de segunda mano, al mismo tiempo que protegemos a nuestros niños de toda una vida de adicción.”

Las calificaciones de California que aparecen en el reporte sobre el Estado del Control del Tabaco 2017 mejoraron gracias a una serie de políticas firmes aprobadas por la legislatura y firmadas por el Gobernador Brown en 2016, entre las que se encuentran: elevar a 21 años la edad mínima para comprar productos derivados del tabaco, aplicar a los cigarrillos electrónicos las mismas regulaciones que se aplican a otros productos derivados del tabaco, y fortalecer las leyes a favor de un lugar de trabajo sin humo. Asimismo, los votantes aprobaron la Proposición 56 en noviembre, con la cual el impuesto a la cajetilla de cigarrillos aumentará de $2 a $2.87 por cajetilla a partir de abril de 2017.  

Calificaciones de California en 2017

Políticas para un aire sin humo – Calificación A (comparado con una B en 2016)

Nivel de impuestos al tabaco – Calificación B (comparado con una F en 2016)

Elevar la edad mínima para comprar productos relacionados con el tabaco a 21 – Calificación B

Financiamiento de programas estatales para la prevención del tabaco – Incompleto* (comparado con una F en 2016)

Cobertura y acceso a servicios para dejar de fumar – Calificación F

*California recibió un “incompleto” en el financiamiento de programas de prevención debido a que todavía no se han recaudado los ingresos provenientes del aumento de los impuestos al tabaco gracias a la aprobación de la Proposición 56.

En combinación con el reporte nacional, la Asociación Americana del Pulmón en California presentó el Estado del Control del Tabaco 2017 – Calificaciones Locales de California, en el cual se otorgan calificaciones a todas las 482 ciudades y 58 condados en California por sus políticas locales para el control del tabaco. Las calificaciones se otorgan en tres categorías: espacios al aire libre sin humo del tabaco, viviendas sin humo del tabaco y reducción de la venta de productos derivados del tabaco. Se otorgan puntos de bonificación en la categoría de temas emergentes. El reporte puede consultarse en www.stateoftobaccocontrol.org/california2017.

Por primera vez en la historia de este reporte, más de 20 ciudades y condados recibieron una A como calificación final gracias a sus políticas para el control del tabaco. Asimismo, el reporte de este año vio 12 calificaciones de F menos que el año anterior.

Si bien el número de comunidades que recibieron una F sigue disminuyendo gradualmente, más del 50% de la población de California todavía vive en comunidades que recibieron una D o F. Esto incluye casi la mitad de las 10 ciudades más pobladas del estado. De hecho, ninguna de las 10 ciudades más pobladas obtuvo una A y ninguna de estas ciudades aprobó políticas para el control del tabaco en el 2016.

“Es inaceptable que algunas de las ciudades más grandes de California sigan quedándose atrás en la prevención del consumo de tabaco por parte de adolescentes y en garantizar que los espacios públicos puedan disfrutarse sin la amenaza del humo de segunda mano,” afirmó Olivia Diaz-Lapham, Presidenta y CEO de la Asociación Americana del Pulmón en California. “La adopción de políticas firmes en nuestras ciudades principales, en las que viven millones de personas, resultaría en beneficios importantes en la salud pública. Instamos a los dirigentes locales de las ciudades más grandes de California a que intensifiquen su lucha contra el tabaco.”

Mirando hacia el futuro, hay varios ámbitos en los que las ciudades y condados de California pueden mejorar sus políticas:

La ausencia de políticas integrales para la prevención del humo de segunda mano en viviendas multifamiliares   continúa dañando a los más vulnerables: niños, personas mayores y personas con enfermedades pulmonares.  Las personas que viven en edificios de apartamentos y que padecen de asma, de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o de cáncer de pulmón están expuestas de manera habitual al humo del tabaco proveniente de los apartamentos vecinos o de las áreas exteriores comunes.   

La Asociación Americana del Pulmón en California defiende firmemente la ausencia del humo del tabaco en todas las viviendas multifamiliares y seguiremos colaborando con los gobiernos locales y la legislatura estatal para que se implementen estas políticas.

La venta de derivados del tabaco mentolados y de otros sabores que la industria tabacalera destina principalmente a los jóvenes y a las comunidades desfavorecidas debe reducirse aún más. En el año 2016, el Condado de Santa Clara tomó la iniciativa en este asunto y se convirtió en el primer municipio del país en limitar la venta de derivados del tabaco mentolados y de otros sabores solo a comerciantes que venden a personas mayores de 21 años.  

“Las grandes tabacaleras utilizan productos derivados del tabaco de distintos sabores para atraer a los adolescentes y las personas en comunidades desfavorecidas hacia una adicción mortal”, afirmó David Tom Cooke, MD, FCCP, FACS, cirujano pulmonar y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Americana del Pulmón en California. “Las enfermedades relacionadas con el tabaco son completamente prevenibles y debemos actuar a nivel local para acabar con esta crisis de salud.”

Los medios de comunicación que estén interesados en hablar con un experto acerca del reporte del Estado del Control del Tabaco o sobre el Estado del Control del Tabaco 2017 – Calificaciones Locales de California,  la salud pulmonar, el consumo de tabaco o políticas para el control del tabaco, pueden ponerse en contacto con la Asociación Americana del Pulmón en California en Justina.Felix@lung.org o llamando al (559) 772-3307.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.