Pese a las críticas que recibió tras llegar a las Águilas, Agustín Marchesín ha demostrado que es el guardián de acero al mantener el arco sin gol en seis ocasiones con su conjunto, el único de este torneo con esa marca, la cual ha logrado en su mayoría en su fortaleza: el Estadio Azteca.

“Estoy muy contento, sé que al prin-cipio me costó un poco la adaptación, pero a medida que van pasando los partidos me voy sintiendo más cómo-do. Tenemos un grupo de trabajo muy bueno que hace que en el día a día se faciliten las cosas; si bien hemos su-frido muchos cambios el equipo se ha adaptado, los jugadores que han entra-do lo han hecho muy bien y ayudaron a que se mantenga firme atrás”, explicó.

   “Obviamente que es lindo sentirse im-portante, por el cuerpo técnico, la direc-tiva, y para mí también porque a raíz de eso uno va agarrando confianza, cuan-do te sientes importante en el equipo las cosas marchan bastante bien”.

   Para Marchesín, la malaria que vi-vieron los azulcremas en las primeras fechas ya desapareció y afirmó que se encuentran más fortalecidos que nunca.

   “Si uno analiza, los primeros dos partidos nos mataron, nos hicieron seis goles en dos partidos. Fue cues-tión de que el equipo venía golpeado de la Final, que nos reunimos muy cerca de la primera fecha, no tuvimos mucho tiempo para trabajar, o sobre todo yo. Hay muchos factores que afectan a un jugador”, indicó.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *