Hasta el momento suman 220 muertos por el sismo con epicentro en Morelos, informó el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, en entrevista telefónica para Despierta con Loret. Esas víctimas se distribuyen en “91 en la Ciudad de México, 69 en Morelos; 43 en Puebla; 12 en el Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca”.

El funcionario federal destacó, además, que hay “49 refugios instalados cuyas ubicaciones se pueden consultar en las páginas de internet de la Secretaría de Gobernación y de los gobiernos de los estados afectados”. El encargado nacional de Protección Civil aseveró que han trabajado “en completa coordinación de esfuerzos con autoridades locales y con la sociedad civil”, subrayó que “es complicado, porque todo mundo quieres hacer algo para salvar la vida de alguien”, pero “el rescate de una sola persona puede llevar más de 24 horas en un solo objetivo”.

Luis Felipe Puente subrayó que, en el caso del rescate de personas, “la gente que atiende ha tomado cursos internacionales, son personas que saben que hacer”, porque “no queremos que, además de la gente que está atrapada, los voluntarios vean comprometida su integridad”. Contabilizó que, en la Ciudad de México colaboran en las labores de rescate “4,709 efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional; 3,525 de la Secretaría de Marina y 2,057 de la policía Federal”, por lo que llamó a la población en general a “mantener mucha tranquilidad, porque esos especialistas están haciendo su mejor esfuerzo para salvar una sola vida”, tomándose “el tiempo que sea necesario”.

Insistió en que “es momento de trabajar, estamos trabajando, pero tenemos que cuidar la vida de quienes posiblemente estén adentro y también de quienes trabajan para rescatarlos”, por lo que “estamos haciendo el trabajo responsablemente”. En el caso del edificio colapsado en Coquimbo 911, colonia Lindavista, Luis Felipe Puente rechazó que se haya suspendido el trabajo de rescate, “se frenó momentáneamente, pero se detectó una nueva falla y hasta que registraran los estructuristas no se podía ingresar; sin embargo, ya reanudamos el trabajo”.

En el caso de la escuela Enrique Rebsamen, “se trabaja arduamente y con toda la cautela para rescatar a una niña, porque salvaguardar la vida de un menor en un edificio colapsado lleva muchas horas”, explicó. El coordinador nacional de Protección Civil subrayó que son conscientes “de las horas de angustia que generan estos rescates, pero cuando tienes en la mano a un niño y se lo entregas a su familia, vale la pena”. Pero, para llegar a ese momento, “las decisiones que se tienen que tomar son difíciles. A veces un metro te cuesta horas”.

Luis Felipe Puente pidió reconocer el trabajo de los rescatistas, porque “en estos momentos esa gente hace su mejor esfuerzo, son personas que tienen horas trabajando allí; en algunos casos ni siquiera han dormido”. De nueva cuenta en el caso de Lindavista, afirmó que, “tras hablar con la gente de protección civil, no tenemos notificación de necesidades adicionales”. En el caso de Jojutla, “estamos trabajando, estamos allí, estamos tratando de hacer un operativo de coordinación absoluta con el gobierno del estado, pero es muy importante que nos permitan colaborar”. Subrayó que “quien lleva el mando nos tiene que permitir acceder para ayudarles. Los gobiernos tienen todo el apoyo del gobierno federal”.     tfo

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *