BAKERSFIELD, CA – Aproximadamente 40 personas estuvieron presentes en la última junta de la Junta de Supervisores del Condado de Kern para dar su voz sobre la industria marihuanera en el Condado de Kern.

       Al final, la Junta de Supervisores rechazaron a millones de dólares en ganancias de impuestos, decidiendo vencer al estado y rechazar a la industria marihuanera de la zona un incorporada del Condado de Kern,

      “Esto quiere decir que toda la actividad comercial, es decir, no puedes cultivar nada para el uso comercial o para la venta, no puedes hacer comestibles y venderlos, no puedes hacer ungüentos para el uso medicinal de otras personas. Uno no puede hacer nada bajo esta ordenanza, la cual tomará lugar en 30 días”, dijo Lorelei Oviatt, directora del Departamento de Planificación y Recursos Naturales del Condado de Kern.

     Entre las presentaciones sobre este tema, apareció el comisario Donny Youngblood que en su opinión dijo que dejando que se use y se venda la marihuana sería lo mismo a darle el permiso a la gente a cometer delitos mayores, ya que la marihuana se considera ilegal por el gobierno federal.

     En contraste, el director de Obras Públicas, Craig Pope, dijo que los esfuerzos para rechazar las actividades de la marihuana hasta ahora han sido nulos.

     Sin embargo, el coro de defensores que incluía a superintendentes escolares y líderes religiosos, últimamente sobrepasaron a aquellos a favor de las regulaciones tales como la Asociación de Pagadores de Impuestos de Kern, usuarios y vendedores de marihuana.

    Solamente, la supervisora, Leticia Pérez, votó en contra de rechazar a la industria marihuanera.

    Defensores del uso de la marihuana prometieron responder a esta prohibición con ayuda del sistema judicial tan pronto sea posible.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *