Un niño de 3 años de edad identificado como MAJOR SUTTON, fue declarado como muerto el pasado viernes, 10 de noviembre por socorristas poco después de que oficiales le hayan encontrado sufriendo de varias heridas causadas por disparos que dos hombres enmascarados causaron al forzar su entrada al apartamento donde el joven vivía con su hermano de 5 años de edad y su madre embarazada.

      El hermano y la madre del difunto también fueron heridos, pero sobrevivirán.

     De acuerdo con el vocero del corporativo municipal, la investigación demostró que dos sujetos enmascarados forzaron su entrada al apartamento de la madre del difunto, haciendo imposible para que los tres escaparan.

      El jefe de policía, Lyle Martin comentó “Estos son actos estúpidos de violencia con arma de fuego, donde la pérdida de vidas inocentes viene a ser inaceptables en nuestra comunidad. Esta marca el tercer incidente de esta clase en el 2017, donde la vida de un niño fue puesta en peligro eminente en las manos de un asesino a sangre fría. Nosotros continuaremos de perseguir todas las pistas e investigar cada caso a lo máximo hasta que podamos traer a los rufianes a corte. Como una comunidad, necesitamos estar juntos en los tiempos de tragedias y trabajar uno con el otro para encontrar la justicia para las víctimas y sus familias”.

      Existe una persona en esta comunidad que sabe de la identidad del sospechoso responsable de estos crímenes, y deseamos alentar a cualquier persona que tenga información a que se comuniquen con el Departamento de Policía de Bakersfield.

      Información referente a este caso, la identidad y/o el paradero de los malhechores, puede ser enviada al Departamento de Policía por anonimato al mandarlo por texto al 274637 y poniendo BPDCRIMES antes de su mensaje. Cualquier actividad pandillista puede ser reportada anónimamente al 661-325- GANG (4262) y por medio del programa del Testigo Secreto al 661-322-4040.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *