BAKERSFIELD, CA- El sueño de cada niño es de ver esos juguetes debajo del árbol de Navidad y saber que Santa Claus vino especialmente a su casa para dejar estos regalos. Claramente, que el niño o niña tienen que estar en la lista de niños buenos, la cual Santa revisa todo el tiempo.

     Pero muchas veces, Santa viene en otras formas, especialmente para los niños que vienen de familias rotas y tienen que estar protegidos o no tienen los fondos suficientes para poder darles a sus hijos una feliz navidad.

    Por eso, la Navidad vino temprano a 132 pequeños que asisten al centro infantil Harvey L Hall ubicado en el 315 Stine Road.  Donde el glorioso gordito de la barba blanca visitó cada uno de los salones y presentó un juguete personalizado y una cobija a cada uno de los pupilos de esta institución. Los pequeños de este centro infantil son de 0 a 5 años de edad.

    En la tarde, los duendes, ayudantes de Santa Claus, vestidos con sus pantalones azules y camisas de color azul, blanco y naranja transformaron el patio de la escuela en un mundo místico donde se encontraba Sirena (Siren en inglés) el perro de rescate que presentó su paraíso invernal.

     Poco después del entretenimiento provisto por los menores, los niños y su familia pudieron disfrutar de ricos platillos y golosinas de la temporada, que junto con Sirena y claramente el santo gordito, Santa Claus.

     Por varios años la administración de Hall Ambulance han coordinado un evento de navidad para los niños de familias pobres, así mismo llevando a cargo los ideales de su fundador de cuidado, compasión y comunidad.

     ¡FELIZ NAVIDAD!

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *