Una juez negó la solicitud de dos contribuyentes para bloquear la ayuda de 75 millones de dólares del gobernador de California para indocumentados.

Una juez negó una solicitud que intentaba bloquear los 75 millones de dólares que Gavin Newsom, gobernador de California, dará como ayuda para migrantes indocumentados.

La juez del Tribunal Superior de Los Ángeles, Samantha Jessner, emitió su orden después de escuchar los argumentos de los abogados de Robin Crest y Howard A. Myers.

Los demandantes piden que un juez determine, después de un juicio sin jurado, que los pagos de California son un gasto ilegal.

También quieren una orden judicial permanente que impida que el dinero de los contribuyentes se ponga a disposición de “extranjeros ilegalmente presentes”.

“Los demandados tienen la intención de gastar ilegalmente 79.8 millones de los fondos de los contribuyentes”, según los documentos judiciales.

Los demandantes dijeron que sufrirían “daños sustanciales e irreparables” si no se otorgaba una orden de restricción.

Pero en defensa del plan de ayuda del gobernador California, la viceprocuradora general Anna Ferrari, declaró que los demandantes no podían mostrar ninguna “lesión irreparable”.

Según los demandantes, el plan de Newsom, proporcionaría a unos 150 mil migrantes indocumentados un pago único en efectivo de entre 500 y mil dólares por hogar.

Los beneficiarios recibirían pagos a partir de este mes y 40,000 de las 150,000 personas seleccionadas viven en el condado de Los Ángeles.

Myers y Crest sostienen que California no tiene “una ley que establezca que los extranjeros presentes ilegalmente son elegibles para esos beneficios públicos”.

      Leave a comment

      Your email address will not be published.