El gobierno federal ha demostrado altas preocupaciones hacia el condado de Kern y el Valle Central dado a la alta transmisión del coronavirus.

    “Realmente queremos que todos los californianos sepan que existe una transmisión activa en curso en las comunidades del Valle Central y que todos debemos cumplir con estas pautas para evitar una propagación adicional en la comunidad”, dijo la Dra. Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo coronavirus de la Casa Blanca en una entrevista el jueves pasado con el reportero Alex Fisher del noticiero matutino del Canal 17.

   Muchos condados del sur de California y el área de la Bahía están experimentando una disminución en las tasas de positividad. Dieciséis condados en el Valle Central tienen tasas en aumento, según Birx.

   “En un momento, realmente provenía de los hogares de ancianos, pero ahora proviene de personas vulnerables en entornos comunitarios a través de esta familia local”, dijo Birx. “Cada familia necesita realmente, al entrar en el Día del Trabajo, asegurarse de que no están creando eventos de gran difusión”.

    Esta advertencia se produjo cuando un nuevo estudio del IHME muestró que cerca de 310,000 vidas estadounidenses podrían perderse a causa del coronavirus para el 1 de diciembre. Esa misma proyección pronostica que más de 40,000 californianos podrían morir.

   “Este virus en particular se alimenta de las personas con afecciones preexistentes y tienen un curso mucho más difícil y las tasas de mortalidad de las personas mayores de 30 o 35 años. Así que esto no es gripe”, dijo Birx. “No se puede predecir cuál de los miembros de su familia van a tener una enfermedad grave, así que todos tenemos que protegernos unos a otros”.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *