Durante esta pandemia qué ha durado ya más de seis meses y para otros aún más, la carrera para encontrar una vacuna para el COVID-19 ha sido no solamente monumental, pero global, ya qué hay laboratorios cómo Johnson & Johnson, AstraZeneca, una farmacéutica rusa y Sinopharm de China qué ahora están haciendo sus investigaciones en seres humanos.

     Pero sin duda hay muchos primeros, pero para nosotros los mexicanos, el primer mexicano qué recibió la vacuna contra el COVID-19 fue un regio ¡I ñor! su nombre es Daniel Alfonso Sierra González y ha residido en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos desde el 2013 y el pasado 16 de agosto fue cuando se presentó como voluntario para recibir la primera dosis de la vacuna y 21 días después, recibió la segunda dosis.

Daniel, “Danny” cómo es mejor conocido entre su familia, es ingeniero civil, pero se dedica a la investigación científica aparte de estar estudiando un doctorado en transporte en la Universidad de Nueva York campus Abu Dhabi

     “La oportunidad se presentó cuando el Departamento de Salud de los EAU, en colaboración con la farmacéutica china Sinopharm, estaban buscando voluntarios en el país para probar la vacuna de fase III” comentó Daniel a El Popular por medio de Messenger. “Me presenté físicamente en el Centro de Vacunación, tomaron mis datos, me hicieron pruebas de signos vitales y del COVID. También me preguntaron si tenía padecimientos crónicos como diabetes o asma, pues no iban a considerarlos cómo candidatos a la prueba agregó.

   En este estudio donde participan un total de 31,000 personas, se están probando dos vacunas: una de dosis fuerte y una de dosis débil en diferentes pacientes.  Adicionalmente se está aplicando una vacuna tipo placebo a una tercera parte de los voluntarios cómo grupo de control.

     Daniel comentó qué continúa con sus actividades cotidianas y hasta el momento no ha tenido ninguna reacción secundaria.

    “Estuve en observación diaria por una semana después de cada dosis” dijo Daniel a El Popular. “Tengo un brazalete llamado “Whoop”, qué es cómo un Fitbit donde monitorean el sueño y ritmo cardiaco”. Daniel agregó qué se le sacará sangre cada tres meses para ver cómo reacciona a las vacunas, esto por un plazo de un año.

   En México se había dicho qué el primer mexicano en obtener la vacuna fue Ernesto Herrera, qué es de ascendencia mexicana, pero vive en Madrid, España y quien se ofreció cómo voluntario para los ensayos de la vacuna de Johnson & Johnson y vacunado por los laboratorios Janssen, propiedad de Johnson & Johnson, quien recibió su vacuna él pasado 16 de septiembre.

    La noticia de Herrera como el primero ya había transcendido a las agencias de noticias mexicanas, cuando el Dr. Jorge Sierra, tío de Danny, se comunicó con varias agencias indicándoles qué estaban equivocados, ya qué Danny había sido vacunado varias semanas antes.

     “Nos sentimos orgullosos del deseo de Danny para poner un granito de arena para encontrar la vacuna”, comentó Daniel Sierra Trevino, papa de Daniel desde su casa en Monterrey, Nuevo León. “El participa junto con otras personas en los Emiratos Árabes Unidos y seguramente en otros países, de manera qué se requiere de la participación responsable”.

   Danny dijo que, al principio, cuando dijo a sus padres y dos hermanas qué pensaba en tomar esta decisión ellos tenían un poco de preocupación, pero confiando en Dios y en sus decisiones de ofrecerse cómo voluntario. “Con el paso del tiempo hemos observado que me mantengo en buena salud, por lo que las preocupaciones han disminuido. Adicionalmente, se sienten orgullosos de qué me haya ofrecido cómo voluntario”, dijo Daniel sobre su familia.

   Los papas y hermanas de Danny dijeron que “admiramos el espíritu de lucha de Danny por destacar, preparándose, trabajando en proyectos de la Iglesia para ayudar a la comunidad, cómo cuando viajo a un viaje misionero para visitar un campamento de refugiados sirios en él Líbano”.

    Estamos en el punto del alcance a obtener una vacuna para él coronavirus, y damos gracias a los miles de personas que han dado su tiempo y sacrificado su salud durante estos ensayos clínicos para encontrar la vacuna qué tanto necesitamos.

    Gracias Daniel, primo, por tu valentía y por voluntad para ayudar al prójimo. Orgulloso estoy de ti.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *