Aunque el tema migratorio ha sido uno de los favoritos del presidente Donald Trump para atraer a votantes, este año no es el asunto central en su campaña, enfocada al temor del “socialismo” y a implementar la “ley y el orden”.

Aunado a ello, aunque sigue en la lista de preocupaciones de los votantes, una encuesta de CNBC/ Change Research indicó que solamente el 15% de los votantes dijo que la inmigración era un problema para ellos.

Ese dato contrasta con el 40% que señala el tema económico como el más preocupante, seguido de un 39% que indicó que Covid-19 era su principal preocupación.

A de mencionar el tema migratorio en alguno de sus eventos, el presidente Trump no le pone la misma atención que en 2016, cuando la frase “Contruye el muro” resonaba en sus mítines.

De hecho ni en los debates presidencial ni vicepresidencial la inmigración surgió como un asunto clave.

Un reporte de NBC News con expertos señalan que los temas urgentes para la ciudadanía son efectivamente el futuro económico y la pandemia.

“Las respuestas del presidente al COVID-19 y la vacante de la Corte Suprema han eclipsado la inmigración porque esos temas son más urgentes y recientes en la mente de la gente”, consideró David Bier, analista de políticas de inmigración para Cato Institute.

Para James Carafano, de la Heritage Foundation, el asunto migratorio “no es el tipo de problema que realmente conmovería a muchos votantes”.

A pesar de ellos, el exvicepresidente Joe Biden tiene un amplio programa migratorio que contempla cambiar el modelo de deportaciones y una reforma que ayude a la protección de los indocumentados.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *