Neymar se encuentra en el ojo de la tormenta en Brasil, tras ser señalado

como el promotor de una fi esta subterránea con 500 invitados en plena pandemia por el coronavirus. El astro del PSG ha prohibido que sus asistentes graben o fotografíen la reunión para evitar fi ltraciones; sin embargo, la información ha sido validada por medios brasileños.

El jugador del París Saint- Germain (PSG) recibió multitud de críticas hoy después de que el periódico O Globo informara sobre el evento, que comenzó

el viernes en una mansión en Mangaratiba, en Río de Janeiro,y continuará con la presencia de unos 500 invitados.

De acuerdo con el rotativo Neymar también contrató una banda para

entretener a sus visitantes a lo largo de los festejos.

Asimismo, para evitar molestar a los vecinos, construyó una clase de discoteca subterránea con protección acústica en los aledaños de la mansión fluminense