Con los sucesos que tomaron lugar hace una semana en San Diego y en el este de los Estados Unidos con las vacunas en contra del COVID-19 muchas personas están indecisas sobre que hacer, ¿tomar la vacuna o no? ¿Será la vacuna segura? Pues aquí tendremos algunas respuestas a estas preguntas y más.

     Las dos vacunas existentes son hechas por las compañías farmacéuticas Pfizer y Moderna, ambas vacunas son del tipo mRNA, que son vacunas que utilizan una copia del mensajero MRNA para producir las inmunidades en nuestro cuerpo.  Esto hace que nuestro cuerpo produzca anticuerpos he ayudan a combatir el virus. Y aunque las dos son prácticamente similares, la única diferencia es que la vacuna de Pfizer requiere de temperaturas muy heladas para mantenerse activa mientras que la vacuna de Moderna no necesita de temperaturas tan frías, que la hacen más accesible para comunidades, hospitales regionales y farmacias.

     La preocupación existe en que en el Centro de Vacunación en Masa de San Diego, unas diez personas tuvieron una reacción adversa a la vacuna, es decir, tuvieron una reacción alérgica que causo anafalaxis, que es una reacción alérgica severa, que puede causar la muerte si no es tratada inmediatamente. Gracias a que el centro tenía el equipo y el personal adecuado para tratar cualquier emergencia, ninguno de los pacientes sufrió de más y todos están en buena salud.

     “Yo se que la vacuna en cuestión es completamente segura”, comentó la doctora Grace Tidwell, de OMNI Healthcare. “Se que OMNI no recibió parte de este lote, pero no hemos tenido problemas con la vacuna, además se que hicieron una investigación completa y los resultados fueron que la vacuna es segura y eso me da mucha fé”, continuó la Dra. Tidwel.

       La doctora continuó diciendo que solamente hemos tenido un pequeño grupo de personas que han tenido una reacción alérgica a las vacunas, comparado con las más de los 400,000 decesos en este país a causa del COVID-19. “Yo en lo personal y a mi familia les digo que es mejor vacunarse y tratar con los problemas que tiene a tener que ser otra estadística en las muertes del COVID”, comentó la doctora Tidwel

       De acuerdo con la CDC, aunque información es escasa sobre las reacciones adversas de las vacunas, se ha mostrado que se espera que la taza de que alguien tenga una reacción alérgica es del 1 entre 100,000 personas.

     Los ingredientes de la vacuna del COVID-19 pueden producir reacciones alérgicas, pero, según las autoridades del sector salud, es raro. Como todo medicamento, siempre se corre un riesgo de que alguna persona reaccione adversamente a uno o varios de los ingredientes que componen este medicamento. Y aunque se espera a que exista la posibilidad de que esto se repita, las facilidades cuentan con el equipo y personal necesario para actuar inmediatamente, dado al caso que una reacción alérgica sucediera. Personas que son susceptibles a alergias serán monitoreadas y casos alérgicos reportados.

     Después de haber recibido la vacuna, el proceso normal es de ser observado por un tiempo de 15 minutos, la doctora Tidwel aconseja que, si una persona tiene alergias y tienen historial de estas, deben comunicarlo a su proveedor médico para que puedan observarlos por media hora en vez de los 15 minutos.  Personas que sufren de alergias severas deben de consultar a su médico de cabecera y discutir los riesgos antes de vacunarse.

     “Cada uno de los sitios de distribución de la vacuna cuentan con el equipo necesario, incluyendo epinefrina” comentó la Dra. Tidwel a El Popular.

     La CDC dijo por medio de un comunicado que “cualquier persona tiene una reacción alérgica severa (anafilaxis) o una reacción alérgica inmediata después de haber recibido la primera dosis de la vacuna, no se vuelva a vacunar con una vacuna tipo mRNA”.

    Dado a que este problema pudo haber sido mucho más grande, el departamento de salubridad estatal de California puso pausa a la distribución del lote 41L20A de la vacuna Moderna, que fue el lote utilizado en San Diego. Y el estado lanzó una investigación hecha por la CDC, FDA, Moderna y el estado.

     La pausa de la distribución ha sido reanudada ya que la investigación no produjo evidencia negativa.

    En relación con las diferentes cepas del virus que están surgiendo, la Dra. Tidwel comentó que ella tiene fe en la evidencia que ha mostrado que las vacunas de Pfizer y de Moderna pueden combatir las cepas que están surgiendo en la Gran Bretaña, Africa y Brazil.

    El presidente estadounidense, Joe Biden, durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo el martes por la tarde dijo que por medio de su plan y con la ayuda de las compañías farmacéuticas se incrementará la producción de vacunas del 8.6 millones a la semana a 10 millones por semana. Al mismo tiempo dijo que los estados obtendrán información de menos con tres semanas de anticipo para ver cuantas dosis pueden obtener.

   Biden agregó que la vacuna puede estar disponible en farmacias a través de la nación para principios de febrero, al mismo tiempo que expandir los sitios de prueba para ayudar a reabrir las escuelas y negocios.

    “El uso del cubrebocas, no la vacuna, es la mejor protección en contra del COVID-19” comentó el mandatario americano durante la conferencia de prensa televisada por KGET, pidiendo que la gente utilice el cubrebocas todos los días por los primeros 100 días.

     Si usted desea vacunarse en contra del COVID-19, puede hacer una cita con OMNI al llamar al (800)300-OMNI (6664) o por medio de su página web al http://omnifamilyhealth.org.

    

    

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *