La procuradora general del Condado de Kern, Cynthia Zimmer, dio a saber esta semana que su oficina junto con procuradores, fiscales municipales y la Oficina del Procurador General de Justicia del Estado de California, han levantado un acta demandando a la compañía Brookdale Senior Living Inc, con sede en Tennessee, que es una de las compañías más grandes de la nación de cuidado de adultos mayores.

     Esta demanda tiene en consideración los diez planteles de Brookdale en el estado de California, donde alegaciones consisten que Brookdale violó las leyes de protección a adultos mayores y pacientes cuando estos fueron dados de alta de estas instituciones.

    La demanda alega que Brookdale dio información falsa a los Centros de Medicare y Medicaid (CMS siglas en inglés), esta información es utilizada por CMS para calificar a estas instituciones para que los pacientes puedan escoger una institución de calidad. Al dar información falsa a CMS, Brookdale cometió fraude para incrementar su rango en varias categorías y atraer a pacientes prospectos y a sus familias.

     “Residentes de estos asilos suelen ser nuestras madres, padres y nuestros abuelos, quienes se enfrentas a tiempos conflictivos en sus vidas”, dijo la Cynthia Zimmer, procuradora del Condado de Kern, “Reglas fueron diseñadas para proteger a los residentes de estos asilos y deben de seguirse para asegurar dignidad, respeto y compasión que tanto los residentes merecen”.  Zimmer agregó que cuando estas compañías fallan de seguir estas reglas, crean ambientes que someten a los más vulnerables a una victimización innecesaria, estrés, y hasta daños corporales.

     Esta demanda exige la responsabilidad de los autores de estos delitos y un recordatorio a los demás asilos de la importancia de seguir las reglas diseñadas para asegurar la protección de sus pacientes y personas vulnerables.

      Xavier Becerra, procurador general del Estado de California comentó que esta demanda esta responsabilizando a Brookdale por haber incrementado artificialmente sus ganancias al hacer cortes cuando transferían y daban a pacientes de alto, al mismo tiempo que atrajo a nuevos pacientes a sus facilidades por medio de promesas falsas al proveer un cuidado de alta calidad.

       “Escoger un asilo no es una tarea simple” comentó Becerra en un comunicado. “Adultos mayores, personas con discapacidades y sus familias cuentan fuertemente en la información proporcionada para tomar una buena decisión. California ha sido directamente impactada por el comportamiento de Brookdale. Por eso nos aseguraremos de que se enfrenten a las consecuencias por haber violado la confianza pública”.

     Entre los procuradores demandando a Brookdale se encuentran Nancy O’Malley, del condado de Alameda; Mike Feuer, de la ciudad de Los Angeles; y Jeffrey Rosell, de Santa Cruz.

     Esta demanda alega que Brookdale fallo de apropiadamente notificar a sus pacientes y familiares de transferencias y dadas de alta. Asilos tienen como requisito dar notificación sobre transferencias y dadas de alta de menos con 30 días de anticipo, o tan pronto como sea posible. Brookdale falló de dar notificación durante un tiempo razonable a sus pacientes con una copia yiendo al defensor del pueblo. Al mismo tiempo, Brookdale falló de apropiadamente preparar a sus pacientes antes de transferirlos o darlos de alta. Como resultado de estas acciones, Brookdale puso en peligro la salud y bienestar de sus pacientes y dejo a sus familiares luchando por encontrar a otra institución en donde poner a sus seres queridos.

      Al mismo tiempo, la demanda también alega que Brookdale falsamente infló información sobre la calidad de su servicio al público al reportar información falsa a CMS, como medio de ayudar al público a escoger un asilo. CMS categoriza a estas facilidades utilizando varias tazas de calidad que se miden en una escala de una a cinco estrellas, las cuales están disponibles en la página web de CMS.  Esta demanda encontró que Brookdale sobre reportó las horas de trabajo de sus empleados a CMS, y al hacer esto, Brookdale fue dado una calificación entre cuatro y cinco estrellas.

     Por medio de esta demanda, la coalición de procuradores argumenta que al utilizar estas practicas de negocios desleales, Brookside violó la Ley de Competencia Desleal y la Ley de Publicidad Falsa.

     “La protección de los adultos mayores y personas discapacitadas es una de las prioridades más altas de nuestro condado” comentó Jeffrey Rosell, procurador del condado de Alamenda.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *