No cabe duda. Pelé es el futbolista más grande de la historia, y así es como se presenta en el nuevo documental del astro brasileño lanzado en la plataforma de Netflix.

Pero de ninguna manera es necesario ser un fanático del futbol para disfrutar de una hora y 48 minutos de parte de la historia del llamado «Rey» del futbol, disfrutar de sus regates, de sus quiebres de cintura y de su impresionante capacidad goleadora.

Pelé se presenta como el gran atleta que fue, como un hombre adelantado a su época. El problema es que el documental ofrece presentar la trayectoria que construyó el hombre en su vida, desde futbolista revelación hasta héroe nacional durante una época turbulenta en Brasil, pero es aquí donde el documental se queda corto y queda a deber tanto en la gran carrera deportiva del astro brasileño como en el recuento de su vida misma.

Porque si se es un verdadero aficionado al futbol, uno quisiera conocer hasta el más mínimo detalle de la brillante carrera del astro brasileño.

Y en cuanto a la vida de Edson Arantes do Nascimento, apenas se menciona que la mejor etapa del futbolista coincidió con la peor época de la dictadura brasileña, y que siempre se le cuestionó por no haber manifestado alguna postura en contra.

También se deja de lado su vida sentimental, las mujeres que hubo en su vida.

En fin, la figura de Pelé, el astro del futbol, en el documental como en la vida misma, termina por sepultar a Edson Arantes do Nascimento, el hombre.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *