Este verano puede ser uno de los más caros en la historia de este país, ya que existe unos escases de combustible que se avecina y que podría ser más que un dolor en la bomba este verano. Y esto no es por la falta de producción de gasolina y productos petroleros.

    Esto viene a que existe una gran escases de camioneros calificados, que son los que distribuyen la gasolina a las gasolineras y a otros puntos de distribución a través del estado de California y el país.

     De acuerdo con el grupo nacional de transportistas de camiones cisterna, más del 25 por ciento de los camiones están estacionados a través de la nación, porque no hay suficientes camioneros calificados para conducir camiones cisterna. Este número ha subido un 15 por ciento desde el último verano.

     La demanda de camioneros tuvo un gran golpe cuando empezaron los aislamientos iniciaron un deslive en los precios del mercado de la gasolina, y muchos camioneros optaron para obtener otros trabajos. Sin embargo, el regreso a los números pre-pandémicos ha sido seriamente bajo determinados por los beneficios de desempleo y cheques de estímulo que mantienen a la gente de salir a buscar trabajo.

     Además de los beneficios gubernamentales implementados este año pasado, que suman más del salario de una semana, el conductor de cisternas se enfrenta a otras barreras al entrar a la empresa que otros camioneros no tienen.  Entre ellos, es que un conductor puede tardarse más de seis meses en obtener una licencia, ya que para poder ser certificado para conducir cisternas los camioneros deben de obtener una licencia comercial, o clase A, completar un curso de cuatro semanas y un curso de adiestramiento de 160 horas; haciéndolo casi imposible para muchos, ya que muchas de las escuelas para camioneros permanecen cerradas, y la pipa de nuevos conductores también se ha reducido.

    Mientras tanto, el nivel de personas vacunadas ha incrementado y desean resumir sus planes de vacaciones este verano, y ahora con las ordenes de cubrebocas alzadas, la demanda por la gasolina se espera a que suba inmensamente este verano.  La falta de camioneros disponible a distribuir el combustible adicional hará que el consumidor pague más en la bomba durante el verano.

      “Muchos de los camioneros se están retirando temprano dado al COVID-19, que originalmente estaban planeando su retiro en unos cuantos años más”, comentó Brad Ball, presidente de la escuela de manejo Roadmaster.

    Sin embargo, en Bakersfield las escuelas de manejo para camioneros han estado trabajando arduamente para seguir produciendo un conductor altamente capacitado y listo para empezar a trabajar.   Julio Rodríguez, dueño de la escuela de manejo “On the Move”, ubicado en el 1321 de la calle 34 en Bakersfield dijo que ellos siguen entrenando y capacitando a personas para conducir camiones. “Una vez que obtienen la licencia comercial, ellos ya pueden empezar a obtener sus respaldos, sean HazMat, cisterna, plancha, caja, dobles o triples”, comentó el señor Rodríguez a El Popular.

    “Aquí en “On The Move Trucking School” ayudamos al estudiante durante el proceso de entrenamiento para conducir un camión y para poder obtener su licencia comercial” agregó Rodríguez. Agregando que la industria camionera es vital para la economía local, estatal y del país, que depende de un suministro constante de conductores nuevos y bien entrenados.

     Nacionalmente, compañías están buscando a conductores que tengan buen sentido, son dependientes, y tienen el deseo de tener un trabajo estable y bien pagado. Muchas de las compañías transportistas están reclamando la necesidad de conductores nuevos, y escuelas como “On the Move” reciben llamadas diarias de compañías que están deseosas de contratar a sus graduados.

      “Yo quiero ser un camionero estilo “Hot Shot”” comentó Cesar Zambrano de 21 años, que durante su segundo día en la escuela ya esta conduciendo un camión. “Deseo hacer esto porque yo hago mis propias horas y transporto el material que yo quiera y puedo trabajar con cualquier transportista sin tener que firmar un contrato”.

     Mientras tanto, su compañero, Mario Rangel, que también cuenta con 21 años, dijo que él también esta aprendiendo porque se gana bien, es una profesión que esta en familia y es un buen empleo para mantener a su familia.

    Sin embargo, también hay otros alumnos que vienen de diferentes profesiones. Tal es el caso de Samuel Ayon, de 36 años, que después de haber trabajado para Walgreens se vio enfrente de rebajas laborales y su sueldo no saldaba. Ahí es cuando empezó a manejar para Uber y Lyft, que le despertaron la pasión para conducir, y es cuando se matriculó en la escuela de manejo para poder ganar más dinero y así apoyar a su familia.

Un joven de 21 años esta aprendiendo a conducir un camión, tendrá su licencia en dos meses Foto: Alfonso Sierra / El Popular

    “Esta es una gran oportunidad” dijo Alex Garcia, estudiante de OnThe Move. “Esta es una gran oportunidad para ganar más dinero. He visto a mucha gente graduarse de esta escuela entre 60 a 90 horas. Los maestros son muy buenos y pueden ayudar a conseguir trabajo”.

     La demanda para obtener nuevos camioneros es tan grande que compañías están ofreciendo trabajos más lucrativos y bonos monetarios más atractivos, especialmente a aquellos que conducen cisternas. Expertos indican que camioneros de cisternas pueden ganar más de $100.000 al año.

     La oportunidad para ganar dinero se encuentra presente ante nosotros. Si deseas saber más sobre como puedes obtener tu licencia de manejo comercial y estas listo para empezar a abrir la economía local, estatal y nacional; llama  a “On The Move Trucking School “ al 661-703-9566 y pregunta por el señor Julio Rodríguez o por Facebook en Facebook.com/onthemovetruckingschool

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *