Texas ha comenzado oficialmente a detener migrantes que recién cruzaron la frontera como parte del plan de seguridad fronteriza del gobernador Greg Abbott, que dijo que su estado no tenderá la “alfombra roja” para los indocumentados.

“Texas no extenderá la alfombra roja como la Administración (del presidente Joe) Biden”, dijo el gobernador republicano en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Añadió que los “inmigrantes ilegales atrapados traspasando (la frontera) a Texas serán arrestados y enviados a la cárcel. No más atrapar y liberar”.

El gobernador subrayó que está poniendo fin en Texas a la política conocida como “catch & release”, que permite a las autoridades liberar dentro de Estados Unidos a inmigrantes que violaron las leyes migratorias.

Los primeros tres indocumentados detenidos por invadir propiedad privada fueron enviados a la cárcel del condado de Val Verde.

Los migrantes detenidos fueron acusados de allanamiento de morada.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *