BAKERSFIELD, CA — Varias opciones para redibujar los distritos en el condado de Kern fueron discutidas y criticadas el martes por la tarde en la reunión de la Junta de Supervisores. Sobre la mesa hay cuatro mapas: dos de los mapas hipotéticos agregan un tercer distrito de mayoría latina.  Otro mapa deja los distritos como están.

   Un mapa presentado por la Coalición de Mapas Equitativos, un grupo organizado por la Fundación Dolores Huerta también incluye un tercer distrito de mayoría latina.

   El apoyo fue dividido, algunos alegando que las líneas del distrito no están rotas, por lo tanto, no hay necesidad de volver a dibujarlas. Otros afirmaron que hacer de esto un problema racial solo dividirá aún más a la comunidad.

   El problema principal es la votación racialmente polarizada”, dijo la supervisora del Distrito 5, Leticia Pérez.  “Lo que la evidencia mostró, para no ser crudo, es que los latinos votarán por un electorado blanco”, dijo Pérez. “Lo contrario, que es gente blanca, caucásicos votando por latinos no sucede”.

Borrador del Plan A – No haría muchos cambios, dejando prácticamente los límites iguales.

Borrador del Plan B: se crearía un distrito en el área de Rosedale, el Distrito 1 y el 2 se combinarían, el Distrito 3 y el 4 se reducirían para expandir el Distrito 5.

Borrador del Plan C – Pequeños cambios en los límites de los Distritos 2, 3 y 5 (etiquetados C, E y B).

Borrador del Plan D – Redactado por la Coalición de Mapas Equitativos, expandiría el Distrito 3 por el río Kern.

   Es Deja Vu para los residentes que recuerdan una demanda de 2016 presentada por el Fondo de Defensa Legal Mexicanoamericano que reclama los antiguos límites del distrito trazados en 2011.  La afirmación fue que privó a los residentes latinos de sus derechos de voto al diluir sus poblaciones en múltiples distritos.

   “Estar al tanto de formas adicionales de hacer que el mapa sea aún más equitativo se presentó en las últimas semanas”, dijo Lori Pesante, de la Fundación Dolores Huerta. 

   Un juez federal dictaminó dos años después, que era necesario crear dos distritos predominantemente latinos. Pero aún así, un candidato latino no fue elegido. El supervisor del Distrito 4, David Couch, permanece en la junta en uno de esos distritos.

   “Fue un ejemplo muy, muy bueno de cómo debería funcionar este proceso”, dijo Pesante. “Tomas datos de alta calidad y conocimiento local y combinas los dos para llegar a un mapa realmente bueno”.

   El Supervisor del Distrito 1 Phillip Peters se opuso a la idea de tener un supervisor tanto para la Estación de Armas Aéreas Navales china lake como para la Base de la Fuerza Aérea Edwards.

Mientras tanto, el Supervisor del Distrito 2 Zack Scrivner abogó fuertemente por el Borrador del Plan A, que no haría demasiados cambios en el mapa actual.

   Cada 10 años, después del censo, los funcionarios locales y estatales actualizan los límites políticos en un proceso conocido como redistritación. El proceso podría cambiar los representantes de ciertos vecindarios, pero no las fronteras de las ciudades y condados.

   Hubo cierta confusión sobre si Tehachapi fuera expulsado del condado de Kern y hacia el condado de Los Ángeles, pero no sucederá en este rediseño.

   La Junta de Supervisores terminó la reunión votando para proporcionar orientación en cuanto a los cambios que desean ver en los mapas propuestos antes de reunirse una vez más el 8 de noviembre a las 6 p.m.

Leave a comment

Your email address will not be published.