Innovador acuerdo COVID-19 para brindar protecciones y redetención

Los inmigrantes detenidos por ICE durante la pandemia de COVID-19 en dos centros de detención de California han llegado a un acuerdo innovador para resolver una demanda colectiva de larga duración contra ICE y GEO, un contratista privado que administra una de las instalaciones. El acuerdo de conciliación obligará a ICE y GEO a preservar las medidas de seguridad para proteger a las personas detenidas por inmigración de COVID-19. También limitará la autoridad de ICE para volver a detener a los cientos de personas liberadas durante el curso de la demanda. Los demandantes en Zepeda Rivas v. Jennings presentaron hoy el acuerdo de conciliación al juez Vince Chhabria del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos del Norte de California para su aprobación preliminar.

    Los demandantes presentaron la demanda en abril de 2020, en la etapa inicial de la pandemia, para desafiar las condiciones inseguras para los inmigrantes bajo custodia en los dos centros de detención, el Centro de Detención de Mesa Verde y la Cárcel del Condado de Yuba. Los documentos y testimonios descubiertos durante la demanda revelaron que ICE y GEO retrasaron las pruebas durante un brote, dejaron a sabiendas a las personas con síntomas de COVID en un dormitorio abarrotado e hicieron repetidas tergiversaciones a la corte con respecto a su respuesta a COVID. El juez Chhabria reconoció, en una mordaz orden de diciembre de 2020, que “la conducta de los funcionarios clave de ICE y GEO a cargo de las operaciones” fue “espantosa”.

   “Cuando presentamos esta demanda, ICE había puesto en riesgo a nuestros clientes y comunidades al detener a tantas personas como fuera posible en dormitorios y celdas sucios y abarrotados, creando un polvorín para COVID-19”, dijo Bree Bernwanger, abogada principal del Comité de Abogados por los Derechos Civiles del Área de la Bahía de San Francisco.

   “Este acuerdo exige medidas importantes y potencialmente salvadoras de vidas que reducirán la propagación de COVID en los centros de detención de ICE, y también limitan el número de personas bajo custodia en estas instalaciones durante esta pandemia”, dijo Sean Riordan, abogado principal del programa de derechos de los inmigrantes en la ACLU del norte de California. “Durante esta peligrosa pandemia, los funcionarios de ICE deberían hacer todo lo posible para liberar a las personas de los centros de detención

En esta foto de archivo, reclusos durante una huelga de hambre en el Centro de Procesamiento de ICE de Mesa Verde forman un corazón en el patio central de la institución

    “Cuando llegó el COVID, estaba aterrorizada porque el gobierno estaba abarrotando a muchos de nosotros en un lugar tan peligroso y no hacía nada en absoluto para protegernos del virus”, dijo Brenda Ruiz Tovar, una de las demandantes en el caso que fue liberada de la custodia como resultado de la demanda. “Estoy muy agradecida de haber estado libre durante casi dos años, y poder mantener a mi hijo y a mi familia y mantenerme saludable. Debido a mi liberación, terminé la escuela y ahora trabajo como asistente dental. Aún así, pienso todos los días en las personas que todavía están encerradas en ese lugar. Estoy feliz de que el acuerdo haga que las condiciones sean más seguras, pero no puedo aceptar que el gobierno siga deteniendo a personas como yo innecesariamente durante una pandemia peligrosa”.

    “Este acuerdo innovador es el producto de una tremenda valentía y perseverancia de todos los involucrados, especialmente de aquellos atrapados en el interior”, dijo Mano Raju, Defensor Público de San Francisco. “Si bien la lucha no ha terminado, este acuerdo nos lleva un paso más cerca de poner fin a la práctica inhumana de la detención de inmigrantes”.

       Los demandantes están representados por la Oficina del Defensor Público de San Francisco, las Fundaciones ACLU del Norte y Sur de California, el Comité de Abogados por los Derechos Civiles del Área de la Bahía de San Francisco, Lakin & Wille, LLP y Cooley, LLP.

Citas adicionales del equipo legal de los demandantes:

     “Este acuerdo es el resultado de años de litigios muy reñidos para proteger a los seres humanos de las prácticas inconstitucionales”, dijo Martin Schenker, socio de Cooley LLP. “El acuerdo de hoy es una victoria para los derechos de las personas detenidas y el estado de derecho. Responsabiliza a ICE y a su contratista de prisiones privadas por su conducta”.

“Nos sentimos honrados de estar junto a los miembros de nuestra clase mientras continúan su tremenda lucha por el derecho a estar seguros y con sus seres queridos”, dijo Judah Lakin, socio de Lakin & Wille LLP. “Continuaremos luchando para poner fin a la detención de inmigrantes por completo, ya que es innecesaria y cruel, como sin duda ha demostrado esta pandemia”.