Los Ángeles, 1 feb (EFE).- El aumento de inscripciones de niños latinos en las esvcuelas primarias de Estados Unidos y la continua “fuga de blancos” de muchos distritos escolares rebajó las probabilidades de que los estudiantes de bajos ingresos asistan a escuelas con compañeros de clase media, lo que aumenta la “segregación económica”, reveló un nuevo estudio.

Realizado por investigadores de la Universidad de California-Berkeley y la Universidad de Maryland, el estudio “Variación en la segregación local de los niños latinos: Papel del lugar, la pobreza y la cultura” encontró que entre los años 2000 y 2015 la “segregación económica” ha crecido en las escuelas primarias del país.

La investigación, que analizó los datos de más de 14.000 distritos escolares en todo Estados Unidos, halló que para el año 2000 el niño promedio de una familia pobre asistía a una escuela primaria donde casi la mitad de los estudiantes (49 %) se definían como de clase media. Para 2015, esa cifra había caído al 36 %.

Este descenso se deriva del aumento de las inscripciones de estudiantes latinos, los niveles desiguales de “fuga blanca” de muchos distritos escolares y los padres con recursos financieros que se alejan cada vez más de las personas que viven en la pobreza, destacaron los investigadores en un comunicado.

Esta tendencia de “segregación económica afectó especialmente a los niños de familias latinas que viven en la pobreza”, indica la investigación, y resalta que este problema se presentó tanto en áreas urbanas como suburbanas, donde los niños hispanos se aislaron cada vez más de sus compañeros blancos de familias de ingresos medios.

Los investigadores se refieren al aislamiento en el estudio como la falta de diversidad en una escuela, en términos de raza, etnia o ingreso familiar.

Bruce Fuller, profesor de Berkeley y director del estudio, advirtió que “la creciente segregación de los que tienen y los que no tienen en las últimas dos décadas hace que sea más difícil reducir las brechas raciales cada vez mayores en el aprendizaje de los estudiantes durante la era covid”.

Entre los sistemas escolares de California, el de Los Ángeles fue el más aislado, dijo Fuller al periódico Los Angeles Times este martes. En el Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD), 3 de cada 4 estudiantes son latinos y 4 de cada 5 son de familias de bajos ingresos. Entre los sistemas escolares más grandes de California, Los Ángeles tenía la menor diversidad económica, según el estudio.

Fuller enfatizó que “a medida que los educadores y los legisladores ayuden a las familias a recuperarse de la pandemia, deben reconocer este cambio profundamente arraigado en la sociedad estadounidense: el aislamiento de los niños que comienzan muy atrasados”. EFE