Lucía Marroquín sabe lo que es esperar a que pase el dolor con la esperanza de que desaparezca por sí solo. Ella sufre de cálculos renales y puede necesitar cirugía. Pero debido a que carece de cobertura médica, su primera pregunta cuando se enferma siempre es “¿cuánto me costará?”

    De esta forma, cuando los funcionarios de California anunciaron planes para extender la cobertura de Medi-Cal a más adultos indocumentados, la residente del condado de Fresno tenía la esperanza de que finalmente calificaría para un seguro médico.

    Pero el ingreso anual de $35,000 de su esposo, un trabajador agrícola, pone a la pareja por encima del límite para calificar para Medi-Cal, que está reservado para residentes de bajos ingresos. Entonces, incluso con la expansión planificada del gobernador Gavin Newsom, es probable que se quede sin seguro médico.

    Los expertos dicen que permitir que las personas se inscriban en la cobertura integral de Medi-Cal, independientemente de su estado migratorio, es el paso más importante que California puede tomar para asegurar a tantas personas como sea posible en el sistema actual. Newsom llamó a su última expansión planificada “acceso universal a la cobertura”

    Pero la expansión aún dejaría sin seguro a varios cientos de miles de inmigrantes indocumentados como Marroquín. No pueden calificar porque tienen trabajos en los que ganan por encima de los umbrales de ingresos anuales de Medi-Cal para la mayoría de los adultos: $17,609 para personas solteras, $23,792 para una pareja y $36,156 para una familia de cuatro.

    Eso deja a muchos inmigrantes de bajos ingresos con pocas opciones viables de cobertura médica.    Si bien la mayoría de los californianos que ganan más del límite de Medi-Cal pueden obtener cobertura subsidiada a través de Covered California, no se permiten personas indocumentadas para comprar un seguro a través del mercado en virtud de la Ley Federal del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

    “Este es un gran logro y es absolutamente increíble, pero todavía habrá algunos que permanecerán sin seguro”. – Arturo Vargas Bustamante, Escuela Fielding de Salud Pública de UCLA

    El 1 de mayo, cerca de 235,000 personas indocumentadas mayores de 50 años obtendrán un nuevo acceso a Medi-Cal en virtud de una ley firmada el verano pasado. 

    Una segunda propuesta, presentada en el presupuesto de enero de Newsom, incluiría a otros 700,000 adultos indocumentados en el grupo de edad de 26 a 49 años, a partir de 2024, si se aprueba en el presupuesto final de este año. Los niños y adultos jóvenes ya son elegibles.

    “Este es un gran logro y es absolutamente asombroso, pero aún habrá algunos que permanecerán sin seguro”, dijo Arturo Vargas Bustamante, profesor de políticas de salud en la Escuela Fielding de Salud Pública de la UCLA. “No es atención médica universal, pero la situación para muchos inmigrantes en California será mucho mejor”.

    En 2023, después de que Medi-Cal se expanda para cubrir a los inmigrantes indocumentados de 50 años o más, alrededor de 3.2 millones de personas permanecerá sin seguro en California, según investigadores del Centro Laboral de UC Berkeley y el Centro de Investigación de Políticas de Salud de UCLA. De ellos, 1.16 millones serán inmigrantes no autorizados.  

    Incluso si se aprueba el próximo paso de Newsom, que cubre a adultos indocumentados de 26 a 49 años a partir de 2024, eso dejaría a aproximadamente 450,000 personas indocumentadas menores de 65 años sin cobertura médica. (La diferencia entre 1.16 millones de personas y las 700,000 que tendrían acceso). 

    ‘No tiene que ser gratis. Sólo un precio justo’

     La última propuesta del gobernador ayudaría a Virginia Moscoso, una madre indocumentada de 29 años con dos hijos en el condado de Yolo. Está inscrita en Medi-Cal de alcance restringido, que se limita a emergencias y embarazos, pero espera obtener todos los beneficios si la propuesta se aprueba en el presupuesto final.

     Los beneficios completos permiten que las personas tengan cobertura para atención preventiva de rutina, atención a largo plazo y servicios de apoyo en el hogar.

    Moscoso está especialmente interesado en el cuidado dental. Hace unos meses, tuvo un dolor de muelas que alivió con remedios caseros, pero está atrasada para un chequeo.

     En el pasado, Moscoso ha trabajado en trabajos de temporada en campos agrícolas, pero su familia de cuatro depende principalmente de las ganancias de su esposo de alrededor de $35,000, lo que significa que probablemente calificarían, apenas, para Medi-Cal bajo la expansión de Newsom. Sus hijos ya están inscritos en Medi-Cal y eso es de gran ayuda, dijo. 

     Está agradecida de que, aparte de sus embarazos, no haya tenido que usar su Medi-Cal de emergencia. Pero si calificara para atención primaria, tendría mucho más sentido que esperar hasta que esté enferma en el hospital.

    “Para mí sería una gran bendición”, dijo Moscoso. “Porque cuando vas al médico, nunca es solo una visita: necesitas pruebas y medicamentos, y se acumulan”.

     Muchas personas sin seguro médico buscan atención en clínicas comunitarias donde los servicios pueden ofrecerse con una escala móvil de tarifas, por lo que lo que pagan se basa en sus ingresos. 

    Así es como suele recibir atención Marroquín, de 55 años. Cada visita a la clínica le cuesta alrededor de $40. Un ultrasonido reciente para sus cálculos renales le costó $200.

    Marroquín solicitó Medi-Cal de emergencia en el pasado, pero se lo negaron porque el ingreso de su esposo de $35,000 era demasiado alto.

    “Es muy difícil estar sin cobertura”, dijo Marroquín. “No tiene que ser gratis, solo a un precio justo.    Como dice mi esposo, podemos obtener un seguro de automóvil, ¿por qué no podemos comprar un seguro de salud?”

    Para la mayoría de los adultos inscritos, el límite para calificar para Medi-Cal es 138% del nivel federal de la pobreza. La elegibilidad tiene en cuenta los ingresos y el tamaño del hogar. (Ciertos grupos, como las mujeres embarazadas, califican con ingresos ligeramente más altos).

    Las personas como Marroquín con salarios cercanos a ese umbral se consideran entre los trabajadores pobres: no están ganando un salario digno en California. La mayoría de los californianos en esa situación pueden comprar planes subsidiados de Covered California. Pero los inmigrantes indocumentados no pueden, y si bien pueden comprar cobertura directamente de las compañías de seguros, a menudo es inasequible. Por ejemplo, las primas para una pareja de 50 años podrían costar más de $1,000 al mes, dijo Alex Hernández, un agente de seguros de salud en Merced. 

    “Creo que algunas personas, especialmente si tienen una enfermedad, ven el valor de tener un seguro a pesar del costo. Pero es difícil”, dijo Hernández. Al enfrentarse a primas tan altas, “la mayoría de la gente va a decir que lo olvide”.

    Los inmigrantes indocumentados como Marroquín con salarios cercanos al umbral no ganan un salario digno. Pero no califican para Medi-Cal o Covered California.

    En 2016, California solicitó una exención del gobierno federal para permitir que las personas indocumentadas compren en Covered California. pero el estado retiró la solicitud a pedido de la     Legislatura cuando el expresidente Donald Trump asumió el cargo. 

    El comisionado de seguros Ricardo Lara, quien encabezó la legislación para la solicitud de exención cuando era senador estatal, dijo que la solicitud fue rescindida debido a la preocupación de que la administración Trump usaría la información de los inmigrantes en su contra.

    El estado no ha vuelto a presentar la solicitud de exención, pero sigue siendo una opción, dijo Lara.  

    Incluso si se aprobara una exención, los residentes indocumentados aún tendrían que comprar un seguro sin subsidios federales. El estado podría, en teoría, proporcionar alguna asistencia financiera, dicen los defensores de la salud.

    Lara dijo que Newsom hizo de la expansión de Medi-Cal para inmigrantes indocumentados una prioridad en el presupuesto de este año, lo que muestra cuánto han cambiado las actitudes sobre el tema.

      “En el pasado, este era un problema que la gente pensaba que le costaría la elección o le costaría el dolor. Es un tremendo cambio de actitud hacia la comunidad indocumentada”, dijo Lara. 

     Pero para llegar realmente a la cobertura universal, California deberá continuar con los enfoques innovadores y profundizar en la asequibilidad, dijo Lara. Él escribió un anteproyecto de ley de un solo pagador en 2017 y cree que ese tipo de sistema es inevitable, pero llevará tiempo. Mientras tanto, dijo que el estado debería seguir ampliando la cobertura donde pueda.

    El mes pasado, la última versión de la Legislatura de un proyecto de ley que habría creado un sistema de pagador único financiado por el estado murió en el piso de la Asamblea. No tuvo suficientes votos, según su autor, el asambleísta Ash Kalra de San José. 

    La falta de acceso debido al estatus migratorio es solo una parte de los restantes sin seguro. Muchos otros californianos renuncian a la cobertura a pesar de ser elegibles, probablemente debido al costo. Según el estudio de UC Berkeley y UCLA, 2 millones de personas sin seguro califican para Medi-Cal, cobertura del empleador o Covered California.

    “La razón más común por la que las personas elegibles para la cobertura del empleador siguen sin seguro es que no pueden pagar las contribuciones de la prima”, dijo Laurel Lucia, directora del Programa de Atención Médica del Centro Laboral de UC Berkeley. 

     Las personas elegibles para Medi-Cal pueden prescindir de Medi-Cal por varias razones. Un informe de la Fundación para el Cuidado de la Salud de California descubrió que las personas pueden verse disuadidas de presentar una solicitud debido a información errónea o una percepción negativa del programa Medi-Cal. Algunos de los que intentaron presentar una solicitud informaron que tuvieron dificultades para navegar el proceso de inscripción. 

     De manera similar, las personas elegibles para Covered California pueden quedarse sin él porque no saben que son elegibles para recibir ayuda financiera o es posible que aún no puedan pagarla incluso con la ayuda.

     Los funcionarios de Covered California anunciaron el mes pasado un temporal aumento de los subsidios federales, dos tercios de los afiliados en su período de inscripción más reciente eran elegibles para obtener cobertura por $10 o menos al mes. 

     El período de inscripción de este año se cerró con un récord de 1.8 millones de californianos que se inscribieron en un seguro médico a través del mercado. 

     Para ayudar aún más con la asequibilidad, los presidentes de los comités de salud de la Legislatura recientemente introdujeron proyectos de la ley que tienen como objetivo reducir los deducibles y copagos para las personas inscritas a través de Covered California.