BAKERSFIELD, CA — El empresario local Mark McKenzie demandó al actual Auditor-Contralor-secretario del Condado a mediados de marzo, después de que ella dictaminó que no cumplía con las calificaciones mínimas para el trabajo.

   La disputa se centró en el requisito de que los candidatos para el cargo tengan un título en Contabilidad o un título equivalente.

    Si bien McKenzie no tiene un título en contabilidad, tiene una licenciatura y una maestría en administración de empresas y contabilidad, de la Universidad Estatal global de Colorado y la Universidad de Texas en Austin, respectivamente.

   En una entrevista, Bedard señaló su carga de cursos , que según ella carecía de muchos cursos comunes de contabilidad , como la razón de su decisión.

   “En mi opinión, al observar los requisitos de que sea una especialización en Contabilidad o su equivalente, sus títulos no califican como el equivalente de una especialización en contabilidad”, dijo la secretaria del condado de Kern, Mary Bedard.

    El juez de la Corte Superior del Condado de Kern, Thomas S. Clark, no estuvo de acuerdo, dictaminando que los títulos de McKenzie constituían un título equivalente a Contabilidad, y ordenó que McKenzie volviera a la boleta.

   Si la demanda no hubiera tenido éxito, solo Aimee Espinoza, asistente de Bedard, habría permanecido en la carrera.

   Espinoza cumple con múltiples calificaciones para la oficina: tiene un título en Contabilidad y se ha desempeñado casi tres años como Auditora Asistente.

   McKenzie es el CEO de Trestles Construction Solutions, y ha hablado abiertamente sobre la integridad y la seguridad de las elecciones como miembro del Proyecto de Integridad Electoral.

   Las elecciones primarias de California son el 7 de junio. Los residentes del condado de Kern tienen hasta el 23 de mayo para registrarse para votar en esa elección.