Un hombre de la comunidad de McFarland continuará su condena de cadena perpetua después de que la corte de apelaciones negara su apelación en el 2019 por haber molestado a ocho niñas que estaban en el cuidado de la guardería que su esposa tenía en su casa.

    Un panel de cinco jueces con la Corte de Apelaciones del 5º Distrito encontró que la corte de justicia no abusó de su discreción al excluir evidencia mostrando que Armando Villanueva solamente estaba interesado sexualmente en “mujeres blancas y no en niñas”.

    Durante su juicio, un testigo experto atestiguó que los resultados de las pruebas de Villanueva no daban sugerencia de su interés sexual hacia los niños, y que ninguna de las pruebas alzaban preocupaciones de ser “un molestador sexual”, dijo la corte. Esta evidencia no cambió la opinión del jurado.

    Los jueces, en lo que fue el veredicto dictado el lunes pasado, dijeron que ellos no creen que la presentación de evidencia de que Villanueva estaba solamente interesado en mujeres blancas podría cambiar el resultado de su juicio.

    Villanueva, de 59 años, fue encontrado culpable de haber cometido de menos cien (100) actos de molestación infantil durante un periodo de 12 años en contra de niñas entre los 3 a 12 años. Varias de las víctimas atestiguaron durante su juicio de sentencia en enero del 2020. Ellas atestiguaron sobre sus ansiedades y la depresión que sufrieron.

    Villanueva fue sentenciadi a 190 años a cadena perpetua en prisión.