Aquellos inmigrantes que obtuvieron una ‘green card’ condicionada a través del matrimonio y cuyo proceso fue consular, ahora podrán remover las condicionantes para lograr la Residencia Legal Permanente y avanzar en su camino en obtener la ciudadanía.

Lo anterior luego de cambios de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) que podrían evitar en ciertos casos acudir a una segunda entrevista migratoria.

“Efectivo de inmediato, los nuevos criterios guiarán a los oficiales de USCIS acerca de cuándo eximir de las entrevistas a los CPR [‘green card’ condicionada] que presentaron un Formulario I-751, Petición para Eliminar las Condiciones en la Residencia”, informó la agencia.

Son cinco los aspectos que un oficial migratorio tomará en consideración para que algún inmigrante pueda ser benficiado con ajuste:

1: Determinar que hay evidencia suficiente sobre la buena fe del matrimonio.

2. La presentación conjunta es elegible para una extención (si corresponde) a la entrevista.

3. Se descartan indicios de fraude o falsa representación en los documentos que apoyan la petición.

4. No existen hechos o situaciones complejas para resolver, es decir, que sean una “bandera roja”.

5. El inmigrante no tiene antecedentes penales que hagan que la persona con “green card” sea incluso removible en EE. UU.