El Nemesio Diez vivió una auténtica fiesta. Con un estadio abarrotado y cientos de aficionados que no dejaron de alentar, el Toluca protagonizó un partido amistoso con el Bayer Leverkusen, encuentro que dejó un triunfo de 1-0 para los Diablos Rojos.

Tifos, pirotecnia y bombos. En el marco de la celebración por los 100 años de Bayer en México, el ambiente se prestó para que todo saliera a favor del Toluca y así fue.

 Los dirigidos por Ignacio Ambriz dieron exhibición de su buen futbol ante un rival de talla internacional, que incluso está clasificado a Champions League.

Así la fiesta fue redonda en el estadio. El duelo amistoso internacional entre los Diablos Rojos del Toluca y Bayer 04 Leverkusen superó todas las expectativas y aunque el resultado fue lo de menos, cerca de 30 mil aficionados fueron testigos de este evento histórico para el futbol mexicano.

La presencia del histórico Rudi Völler fue la cereza en el pastel durante el festejo del Centenario de la farmacéutica alemana dueña de las “Aspirinas”.

En el terreno de juego, las emociones fueron de menos a más, con opciones en ambas puertas y sobre la recta final del primer tiempo, Pedro Alexis Canelo asentó el primer y único tanto para sellar la victoria de los rojos.

Desde temprano, Bayer tocó a la puerta con Mitchel Bakker, que en un disparo de media distancia puso a trabajar al arquero Luis Manuel García.

Sin tiempo para relajarse, Haret Ortega evitó que Sardar Azmoun inaugurará los cartones para el Bayer. Desde la banda, el iraní condujo al corazón del área donde pateó a puerta y el central toluqueño barrió a tiempo para salvar su marco.

En la contra, Ian González y Leo Fernández se anotaron el oso de la noche, cuando encontraron a la defensa alemana desubicada y ninguno de los dos tuvo la capacidad para anidar la esférica en la puerta de Grill.

En la agonía del primer tiempo, Pedro Alexis Canelo puso los números en favor del Diablo 1-0.

Con rotaciones en ambos cuadros los técnicos Ignacio Ambriz y Gerardo Seoane hicieron partícipes a todos sus elementos, lo que afectó al espectáculo. Pocas aproximaciones se gestaron en los marcos.

De las últimas oportunidades del Bayer, Exequiel Palacios puso un balón raspando la base del poste izquierdo de Luis García, que simplemente vigiló que la bola siguiera su curso.

Sin opciones claras, el Deportivo Toluca y Bayer Leverkusen pusieron cerrojazo a los cien años de Bayer en México.