El pasado sábado 28 de mayo de 2022, la comunidad de Rexland Acres celebró la finalización del Proyecto de Acera Comunitaria Rexland Acres de Obras Públicas del Condado de Kern con un corte de cinta, una Feria de Recursos Comunitarios y una Carrera / Caminata a Color.

   Este evento contó con la asistencia de cientos de miembros de la comunidad y más de una docena de stands que ofrecieron servicios a lapubli c.  Los funcionarios electos que asistieron incluyeron a la supervisora del condado de Kern, Leticia Pérez, el asambleísta de California Rudy Salas y el concejal de la ciudad de Bakersfield, Eric Arias.

   El proyecto de mejora de la acera se propuso debido a una avalancha de preocupaciones de la comunidad con respecto a la seguridad y la falta de infraestructura peatonal en la comunidad de Rexland Acres, donde no había infraestructura de transporte activa existente y propensa a colisiones de peatones y bicicletas.

   Las autoridades dicen que la seguridad fue la razón número uno por la que los residentes no caminaron a la escuela local, el parque, las paradas de autobús y los mercados cercanos. Los grupos de jóvenes desempeñaron un papel importante en la obtención de dinero del estado para el proyecto.

   “Los jóvenes se despiertan, caminan a la escuela. Muchos de ellos caminan a la escuela. Accesibilidad. Caminar a la escuela o a la tienda, de eso se trata la seguridad”, dijo el organizador del evento, José Pinto.

   Los organizadores del evento dicen que el proyecto de $ 11 millones fue financiado principalmente con subvenciones, con $ 4 millones otorgados por Obras Públicas del Condado de Kern.

   El proyecto se produce después de que un estudio de 2021 realizado por la organización sin fines de lucro ‘Smart Growth America’ dice que Bakersfield es la segunda ciudad más peligrosa de la nación para los peatones.

   Este proyecto construyó aproximadamente 4.75 millas de aceras, incluidas nuevas líneas de drenaje pluvial, bordillos, rampas de acera, accesos de conducción y cruces peatonales de mayor visibilidad para garantizar un entorno seguro y accesible a la ADA. La seguridad fue la razón número uno por la que los residentes no caminaron a la escuela local, el parque, las paradas de autobús y los mercados cercanos.

   Financiado principalmente a través de subvenciones, el proyecto enfrentó varios retrasos en la construcción debido a la pandemia de COVID-19. La fase de construcción comenzó en abril de 2020 y costó aproximadamente $ 11 millones en total, con aproximadamente $ 4 millones aportados por Obras Públicas del Condado de Kern.