El presidente del Instituto de Política Migratoria (MPI, en inglés), Andrew Selee, pidió que Estados Unidos ponga en marcha iniciativas que permitan la inmigración legal desde América Latina, durante la jornada de clausura de la Cumbre Concordia de las Américas.

Selee, al frente de esta institución con sede en Washington, señaló en el panel “Una crisis en desarrollo: migración y refugiados en América Latina” que se trata de una medida necesaria dada la magnitud de un problema creciente.

“La pregunta es cómo crear una fórmula para que esa migración sea legal”, sostuvo Selee en la segunda y última jornada de la Cumbre Concordia de las Américas, que reúne en Miami a políticos, empresarios y académicos para hablar de los desafíos y oportunidades del continente.

“La crisis provocada por la pandemia de la covid-19 ha generado que personas de clase media de países como Brasil y Perú que perdieron sus trabajos se sumen a la corriente migratoria hacia Estados Unidos”, destacó el experto.

Miguel Pizarro, nombrado por el opositor venezolano Juan Guaidó comisionado para la ONU, dijo que en su país la migración es resultado de “la corrupción” y de un Gobierno que permite unas condiciones de vida como las que sufre la población.