Una acusación que contiene 28 cargos mayores fue presentada ante la corte del Distrito Oriente de California acusando al exdiputado Terrance John Cox, con múltiples esquemas de fraude y fraude de contribuciones políticas.

    El exdiputado federal Terrance John Cox, mejor conocido como “TJ Cox”, 59, de Fresno, está siendo acusado de 12 cargos de fraude de transmisión, 11 cargos de lavado de dinero, un cargo de fraude en una institución financiera, y un cargo de fraude de contribuciones a campaña.

     De acuerdo con las presuntas alegaciones en el manuscrito, Cox hizo varios esquemas fraudulentos sobre empresas que estaba afiliado junto con sus clientes y vendedores.  Cox creo varias cuentas bancarias no autorizadas y fuera de los libros y desvió dinero de clientes y de la compañía a esas cuentas bajo representaciones y promesas falsas.  Del 2013 al 2018, por medio de dos esquemas fraudulentos, Cox obtuvo más de $1.7 millones en pagos y prestamos empresariales que el obtuvo y robo.

    Además, Cox obtuvo dineros de una hipoteca obtenida por un prestamista sobre la compra de una propiedad al someter representaciones falsas al hipotecario, que incluían estados bancarios fabricados y estados de cuenta falsos que indicaban que Cox pretendía vivir en esta propiedad como su residencia primaria.  Sin embargo, las acusaciones mostraron que Cox si compró la propiedad, pero para rentarla a otra persona.

    De acuerdo con la acusación presentada ante la corte, Cox también obtuvo un préstamo de construcción de $1.5 millones para el desarrollo de un área recreacional en Fresno conocida como Granite Park. Cox y la organización sin fines de lucro de su asociado no podían calificar para el préstamo sin tener una garantía viable.  Cox represento falsamente que una de sus compañías afiliadas garantizaría el préstamo y sometió una resolución falsa que indicaba que durante una junta todos los dueños garantizaron el préstamo para el parque Granite. La junta nunca tuvo lugar, y los otros dueños no habían aceptado a pagar el préstamo. El préstamo se defalco y causo una pérdida de más de $1.28 millones.

   Continuando con las alegaciones presentadas en la acusación, cuando Cox era un candidato a la Cámara de Diputados de los Estados Unidos en las elecciones del 2018, el creo el esquema de fundar y reembolsar a sus familiares y asociados por sus donaciones a su campaña.  Cox arregló más de $25,000 en donaciones ilegales de pajitas o conductos para su campaña en el 2017.

    Cox fue arrestado el martes pasado y se declaró inocente ante los cargos en la corte esa misma tarde.

    En una entrevista con el Noticiero 17 (KGET), el retador demócrata de Valadao y asambleísta, Rudy Salas Jr, dijo que “TJ Cox se había desgraciado así mismo”.

     Si es encontrado culpable, Cox se enfrenta a una pena de 20 años en prisión y una multa de $250,000 por el fraude electrónico y de lavado de dinero.  Una pena de 30 años en prisión y una multa de $1 millón por el fraude electrónico que afecta a una institución financiera y fraude a institución financiera.  Se enfrenta a 5 años de pena y una multa de $250,000 por fraude a campaña electoral. Cualquier sentencia, sin embargo, será determinada a la discreción de la corte después de considerar cualquier factor y obtener recomendaciones basadas en las guías de sentencias federales.

    El FBI y IRS están investigando este caso.