Los esfuerzos contra inmigrantes del Gobierno del republicano Greg Abbott en Texas han registrado un incremento sustancial de multas a conductores, en busca de indocumentados y contrabandistas de personas.

La estrategia forma parte de la Operación Estrella Solitaria (Lone Star) que cuenta con un amplio despliegue de policías del Departamento de Seguridad Pública de Texas, indica un reporte de NBC.

El enfoque deloperativo contra inmigrantes se centra en 21 condados con alta población latina entre 2019 y 2021.

“Los mayores aumentos se produjeron en los condados fronterizos, donde los latinos eran la mayoría”, indica el reporte. “Los aumentos en los condados fronterizos de mayoría blanca fueron mucho menores, si es que aumentaron”.

Las acciones de Abbott inician con la llamada “declaración de desastre” de junio de Abbott, con la cual se justificaron distintas acciones, incluidas las citaciones por asuntos viales, enfocadas en gente con apariencia latina.

“Algunos residentes ven cada vez más las detenciones como un objetivo para los latinos o para las personas que encajan en un estereotipo“, indica el reporte.

En el condado de Kinney, donde Brackettville es la sede del condado, las citaciones se cuadruplicaron, ya que pasaron 1,400 en 2019-2020 a más de 6,800 en 2021-2022.

Incluso la cantidad de oficiales que trabajan en este condado de 3,674 casi se triplicó, de 14 a 41, según el análisis.

Esta estrategia se suma a la detención de inmigrantes por “invasión a la propiedad privada”.