El fiscal general Kwame Raoul anunció un decreto de consentimiento con subcontratistas de construcción que edifican una nueva línea de producción para Rivian Automotive Inc. (Rivian), por el que se pagarán $300,000 en salarios atrasados y sanciones a trabajadores mexicanos a quienes les debían las horas extra trabajadas.

El Departamento de Trabajo de Illinois (DOL) y la oficina del Fiscal General realizaron una investigación conjunta en la que se reveló que una cadena de subcontratistas contratados para construir la nueva línea de producción de Rivian en Normal, Illinois, no liquidó los salarios de horas extras a sus trabajadores mexicanos que laboraban en el lugar.

El decreto de consentimiento presentado hoy por la oficina de Raoul indica que MINO aceptó pagar a 59 empleados afectados $170,000 en salarios y multas por horas extra adeudados, mientras que BIW pagará $145,000 adicionales.

Los trabajadores pueden recuperar hasta el triple de la cantidad de daños por cualquier pago insuficiente de salarios a los que tienen derecho, de acuerdo con la Ley de Salario Mínimo estatal.

Con el acuerdo alcanzado, la oficina del fiscal general está recuperando alrededor del 150% de los salarios de horas extra que los empleados deberían haber recibido si se les hubiera pagado la tarifa de prima de horas extra requerida.

SDS y Semmelweis aún adeudan dinero a los trabajadores, por lo cual están en la mira de la oficina de Raoul, quien tiene la intención de perseguirlos enérgicamente.

Es así como se busca proteger a los trabajadores de Illinois de prácticas laborales ilegales.