Un sismo, de magnitud 7.6 y con epicentro en Michoacán, causó al menos un muerto, un herido y daños en un pueblo del estado. La alarma en la capital sonó una hora después del simulacro nacional y el mismo día en que se conmemoraban los temblores de 1985 y 2017.

Un fuerte terremoto sacudió este lunes la costa central del Pacífico mexicano y activó la alarma sísmica en la capital del país, provocando la evacuación de todos sus edificios cuando se cumplía el aniversario de los destructivos terremotos de 1985 y 2017. Según el Servicio Sismológico mexicano, tuvo una magnitud de 7.7. El Servicio Geológico de Estados Unidos lo registró con magnitud 7.6.

“Aquí en la casa no lo sentimos tan fuerte”, dijo la sra. María de Lourdes Corral de Sierra, que reside en la colornia Lomas Verdes, justo al norte de la ciudad de México. “Mi hijo, Gerardo, estaba trabajando aquí en casa cuando subío al segundo piso y me dijo “Esta temblando”. Gracias a Dios no lo sentimos tan fuerte como la vez pasada”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó en la red social Twitter de una persona murió por la caída de una barda de un centro comercial en la ciudad portuaria de Manzanillo, Colima. Reportó además daños en edificios en el pueblo de Coalcomán.

Laura Velazquez, responsable de la Coordinación Nacional de Protección Civil, informó que hay un herido en el estado de Michoacán y daños en varios hospitales de la zona, que fueron evacuados; entre ellos uno en Coalcomán.

Alarma en la capital, daños en Michoacán

El terremoto se registró a la 1:05 de la tarde (hora local), según el Servicio Geológico de Estados Unidos, con epicentro a 23 millas al sureste de Aquila, en el estado de Michoacán y junto al océano.

La alcalde de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó en Twitter que no se habían registrado daños en la capital. Partes de la ciudad quedaron sin energía eléctrica, sin embargo, incluidos los semáforos, lo que entorpeció el tráfico de la ciudad. Usuarios reportaron además cortes en los servicios de telefonía e internet. 

El sismo tuvo su epicentro a 23 millas (37 kilómetros) al sureste de Aquila, cerca de la frontera de los estados de Colima y Michoacán, a una profundidad de 9.4 millas (15,1 kilómetros). Se registró apenas una hora después de que sonaran las alarmas en todo el país para un simulacro de sismo de modo preventivo y en conmemoración de los temblores del 19 de septiembre de 1985 (el más destructivo de la historia reciente del país, con miles de muertos) y de 2017 (que se cobró más de 360 vidas, la mayoría precisamente en la capital).

Las calles de la capital se colmaron así de nuevo de personas preocupadas por esta nueva alerta justo después del simulacro.

Capitalinos no sabían si el sismo era real o era parte del simulacro nacional. Fotos EFE

Humberto Garza estaba afuera de un restaurante en la colonia Roma de la Ciudad de México con su hijo de 3 años unos minutos después del terremoto, y le explicó a la agencia de noticias The Associated Press que la alarma sonó tan pronto después de la simulación que no estaba seguro de que fuera real. “Sonaba muy lejos”, dijo.

El departamento de Seguridad Pública de Michoacán, por su parte, informó que no había reportes inmediatos de daños significativos en ese estado más allá de algunas grietas en edificios en el pueblo de Coalcomán. López Obrador, indicó en Twitter que había llamado al gobernador de Michoacán y le solicitó que recabe los reportes de daños para poder enviar ayuda de inmediato.

“Empezó despacito y luego fue muy alto, y siguió y siguió hasta que comenzó a aplacarse”, dijo a The Associated Press Carla Cárdenas, una adolescente de 16 años que vive en Coalcomán, la localidad más cercana al epicentro, y que se encontraba en el hotel de su familia.

Una señora consuela a otra durante el sismo que tomó lugar hoy en la CDMX

La joven dijo en conversación telefónica que algunas viviendas de su calle presentan grietas en las paredes y el derrumbe de parte de las fachadas pero nada gran magnitud. “En el hotel se tronó el techo de la cochera y se vino al suelo, y hay grietas en las paredes del segundo piso”, precisó.

El terremoto de México de 1985 tuvo una magnitud de 8.1, con epicentro en el Océano Pacífico, también frente a la costa del estado de Michoacán. Afectó la zona centro, sur y occidente del país.

[“La gente estaba aterrada”. Por qué se producen las luces de terremoto que sorprendieron a a muchos en la Ciudad de México]

El Centro estadounidense de Alerta de Tsunami advirtió tras el sismo de que era posible que se produjeran peligrosas olas en las costas dentro del radio de 300 kilómetros (186 millas) del epicentro.

La Agencia Nacional de Defensa Civil de México dijo que, en base a datos históricos de tsunamis en México, eran posibles variaciones de hasta 32 pulgadas (82 centímetros) en los niveles de agua costera cerca del epicentro del sismo de este lunes.

Por esta razón, la Coordinación Nacional de Protección Civil pidió a la población mantenerse alejada de las playas porque se esperaban “variaciones anómalas del nivel del mar de hasta 82 centímetros sobre el nivel de la marea en la región de generación del sismo” y “corrientes fuertes en la entrada de los puertos”

Este artículo apareció previamente en Telemundo.