El gobernador Gavin Newsom firmó esta semana un proyecto de ley escrito por el asambleísta Rudy Salas que crea una comisión de redistribución de distritos del condado.

   El proyecto de ley 2494 de la Asamblea crea un comité de 14 miembros cuyas afiliaciones a partidos políticos serán proporcionales al número de votantes registrados con cada partido político en el condado de Kern según lo determinado por su registro en la elección estatal más reciente.

   Los comisionados también deben cumplir con los siguientes requisitos: residencia en el condado, registro en Kern con una preferencia política consistente durante cinco años antes del nombramiento y un registro de votación en al menos una de las últimas tres elecciones estatales inmediatamente antes de solicitar unirse a la comisión.

   Los solicitantes tampoco pueden ser un candidato, un empleado de un funcionario o candidato electo, un trabajador de un partido político o un cabildero registrado.

   La oficina de elecciones del condado seleccionará a 60 de los solicitantes más calificados antes de hacer públicos sus nombres dentro de los 30 días. El auditor-controlador del condado llevará a cabo un sorteo aleatorio para seleccionar a cinco personas de acuerdo con sus distritos, luego seleccionará a tres personas más sin respetar su distrito.

   Estas ocho personas seleccionarán a seis personas más para la comisión.

   Salas, demócrata de Bakersfield, dijo en un comunicado de prensa que el proyecto de ley aporta transparencia y protege a los contribuyentes cuyo dinero podría desperdiciarse si más tarde se descubre que los mapas son inconstitucionales.

   En 2016, la Junta de Supervisores del Condado de Kern fue demandada por el Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicanoamericano, que alegó con éxito que los mapas del condado de 2011 privaron de derechos a los votantes latinos.

   Se estima que el condado tuvo que pagar $ 5.5 millones en honorarios legales, según el informe anterior de The Californian.

   “Este proyecto de ley es una continuación de mi trabajo para salvaguardar nuestras elecciones libres y justas”, dijo Salas en el comunicado de prensa. “Los votantes del condado de Kern estarán facultados para dibujar distritos justos que reflejen sus propias comunidades y eliminar la práctica de los supervisores de dividir las comunidades para su propio beneficio político”.

   La junta se ha opuesto formalmente al proyecto de ley. Ally Soper, directora de comunicaciones del condado, remitió todas las preguntas a los supervisores del condado. El supervisor del Distrito 2, Zack Scrivner, que ahora se desempeña como presidente de la junta, no respondió el lunes a una solicitud de comentarios.

   La junta escribió una carta a los legisladores el 13 de agosto que criticaba el proyecto de ley.

   “Es inquietante que un proceso de redistribución de distritos ordenado por la Legislatura estatal, sobre la supuesta base de imparcialidad y equidad, requiera una comisión partidista para trazar los límites del distrito para los distritos de supervisión no partidistas, inyecte edictos estatales en el gobierno local de una manera que parece favorecer a los miembros de su propio cuerpo gobernante en la búsqueda de un cargo político local,  y priva de derechos a las comunidades al despojarlas de su identidad comunitaria”, dice la carta.