BAKERSFIELD, CA – Este mes, 3,200 estudiantes a través del estado empezarán su primer año académico como miembros del Cuerpo Universitario de CollegeCorp en una de las 46 universidades y colegios comunitarios del estado.

   Cada estudiante recibirá un máximo de $10,000 por completar un año de servicio público en su comunidad, puede ser tutorando o ayudando a jóvenes de bajos ingresos, distribuyendo comida a aquellas personas que se enfrentan a la inseguridad alimenticia o al tomar acción sobre la crisis climática.

    “Los estudiantes on seleccionados por cada plantel académico” dijo Josh Fryday, Oficial en Jefe de Servicio de California Volunteers durante una conferencia de prensa virtual patrocinada por Ethnic Media Services. “Hemos obtenido miles de aplicaciones, estamos financiados hasta el 2026, así que si el alumno no fue seleccionado esta vez, le pedimos que vuelva a solicitar”.

    Uno de los planteles educativos envueltos en este programa es la Universidad de California, Bakersfield (CSUB siglas en inglés) donde ayudan a todo estudiante, incluyendo a estudiantes AB540. El programa ayuda a muchos estudiantes a que la universidad sea más asequible al dejarles recibir hasta $10,000 en subvenciones que van hacia su licenciatura una vez que se comprometan a un año de servicio.

    “El servicio comunitario es muy importante” dijo Fryday en la conferencia. “El gobierno ha creado grandes oportunidades para que los alumnos tomen acción y al mismo tiempo inspiren a la nueva generación en hacer el servicio comunitario”.

    Fryday agregó que el poder del servicio comunitario es inmenso, y el poder de regresar el servicios es un rollo critico en el desarrollo y unión de las comunidades.

    Los requisitos que busca CSUB son los siguientes:

  • Tener pasión para trabajar en conjunto con comunidades para hacer un cambio positivo.
  • Flexibilidad para trabajar en diferentes áreas y adaptarse al cambio de circunstancias
  • Tener la mentalidad de crecimiento y ganas de probar cosas nuevas
  • Tener el interés en conectarse y aprender de otros estudiantes y socios a través del estado
  •  Tener la voluntad de ser un embajador de la Fraternidad en el plantel y más allá

   Los miembros del programa trabajan con planteles académicos del k-12, bancos alimenticios o con organizaciones de acción climática para construir una comunidad mucho más sana y equitativa.

      Las ganancias son increíbles, ya que el estudiante no solamente recibe ayuda financiera al termino de sus 450 horas de servicio comunitario. También recibe crédito académico, experiencia en un trabajo real y las habilidades para sumarse en su curriculum vitae, acceso a capacitación, empezar una red profesional y desarrollar oportunidades profesionales. Además de un sentido de orgullo y de trabar a un propósito común junto con líderes juveniles a través del estado.

     “A mi, este programa me ha ayudado muchísimo” dijo Ali Alam, que inmigró a los Estados Unidos de Saudi Arabia a los 16 años. “Yo trabajé como barista en Starbucks desde la preparatoria para poder ayudar a mis padres con los gastos de la Universidad. Mi título es de Ingeniero en computación”.

     ‘Ali, es estudiante del segundo año en la Universidad de California, San Diego.

       “Deseo dejar un impacto positivo y ayudar a cuantos estudiantes pueda” dijo Ali en la conferencia

     Wendi Lizola, estudiante de universidad y imigrada de Michoacan, México, dio que ella esta en el programa dado a que su estado migratorio es definido por AB540, y ahora ve que el programa le ha ayudado muchísimo a pagar las cuotas de su universidad.

    “Mis padres lavaban carros en las distribuidoras por $.50 por carro, trabajaban los siete días de la semana, era un esfuerzo y estaban frustrados con la situación económica”,  dijo Wendi a participantes de la conferencia de prensa. “Gracias a Dios, tengo dos hermanas mayores a las cuales puedo ver como mis modelos, ya que ellas han obtenido y están por obtener sus títulos profesionales ya que el estado migratorio que tenemos no nos da ayuda para obtener trabajo.

    “Mi mensaje es que todos los estudiantes deben de tomar ventaja de este programa y de sus beneficios… ¡Es maravilloso”.

    Si estas intersado en este programa, llama a Katrina Gilmore, directora del Centro para la Educación Profesional y Participación Comunitaria en CSUB al 661-654-3330 o por correo electrónico a kgilmore2@csub.edu.