Jaime González Durán, alias “El Hummer” y uno de los líderes de Los Zetas más temidos en su momento, fue extraditado por el gobierno de México a Estados Unidos, en donde enfrenta cargos internacionales por tráfico de drogas. 

El líder criminal compareció ante la Corte Federal del Distrito de Columbia, en Washington, donde enfrenta un cargo de conspiración para fabricar y distribuir 5 o más kilos de cocaína y más de 1,000 kilos de marihuana con fines de importación a Estados Unidos.

Si es declarado culpable, González Durán enfrentará una condena mínima de 10 años y una máxima de cadena perpetua en una prisión federal. Un juez de una Corte Federal de Distrito determinará cualquier sentencia, con base en las Pautas de Sentencias de Estados Unidos y otros factores legales”, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

De acuerdo con los documentos judiciales, entre 2000 y febrero de 2010, González Durán fue miembro de alto rango de Los Zetas, una organización internacional de narcotráfico aliada con el Cartel del Golfo. El delincuente cobró relevancia por ser la persona que ordenó matar al famoso cantante Valentín Elizalde en Tamaulipas, luego de que interpretara un tema relacionado al Cártel de Sina