Doctores, expertos y líderes de salud pública advierten a los californianos sobre la actual ‘trifecta’ de virus invernales: COVID-19, RSV y gripe

Con la llegada de la temporada festiva y de bajas temperaturas, el Departamento de Salud Pública de California advirtió a los californianos sobre la llegada temprana de los virus respiratorios y el aumento de casos, hospitalizaciones, e incluso muertes a lo largo del estado.

La actual trifecta de COVID-19, RSV y gripe preocupa a proveedores de salud pública y líderes estatales, que han notado un aumento de moderado a alto, en los casos y hospitalizaciones a lo largo del estado.

“Este año, la temporada de virus de invierno comenzó antes de lo previsto. La incidencia de RSV (Virus Respiratorio Sincitial, por sus siglas en inglés) aumentó rápidamente en octubre, cuando generalmente no aparece hasta diciembre, con su pico en febrero. Al mismo tiempo, estamos viendo un incremento de los casos de influenza (gripe) y COVID-19” dijo el epidemiólogo Dr. Gil Chávez, del Departamento de Salud Pública de California.

Consejos y recursos para proteger tu salud y la de tus seres queridos durante este invierno

Expertos y líderes estatales de salud pública recordaron a la población que existen vacunas y refuerzos contra el COVID y contra la gripe, que pueden recibirse al mismo tiempo. Lamentablemente, no hay vacuna contra el RSV, por lo cual es importante tomar simples medidas de prevención. 

1.    Vacúnate y ponte el refuerzo
Las vacunas contra la influenza y el COVID-19 son tu mejor defensa para reducir las enfermedades graves y la muerte; ahora puedes recibir ambas al mismo tiempo.

2.    Quédate en casa si está enfermo y hazte la prueba del COVID.   
Es crucial quedarse en casa si te sientes enfermo. Evita el contacto cercano con otras personas con el fin de protegerlas, y tómate el tiempo que necesitas para sanar. Si tu prueba de COVID-19 da positivo, comunícate de inmediato con tu médico. Si no tienes seguro médico puedes llamar al 1-833-686-5051.

3.    Utiliza mascarilla 
 Utiliza una mascarilla en lugares públicos cerrados para reducir la propagación de gérmenes y virus invernales.

4.      Lávate las manos

Tu mamá tenía razón: lavarse las manos varias veces con jabón y agua, durante al menos 20 segundos, es una manera fácil y eficaz de evitar enfermarse y propagar gérmenes.

5.     Cúbrete al toser o estornudar
Recuerda cubrirte al toser o estornudar ya sea con el antebrazo, el codo, o con un pañuelo desechable, para ayudar a prevenir la propagación de los virus invernales. Después, asegúrate de lavarte las manos o desinfectarte, y de tirar el pañuelo desechable

Para más información visita  https://www.cdph.ca.gov/Programs/OPA/Pages/NR22-167s.aspx