Los Ángeles, 23 nov (EFEUSA).- Un latino sospechoso de ahogar a su pequeña hija en la pila bautismal de una iglesia católica en la ciudad de Healdsburg, se presentó hoy en el Tribunal Superior del Condado de Sonoma, al norte de California para responder por cargos de homicidio.

Gerardo Mendoza Ordaz, de 42 años, es acusado de quitarle la vida a su hija de 4 años el pasado domingo ahogándola en la pila bautismal de la Iglesia católica St John’s en Healdsburg alrededor de las ocho de la noche.

Según Kevin Burke, jefe del Departamento de Policía de Healdsburg, el sospechoso, quien pedía ayuda para resucitar a su hija, llegó totalmente desnudo a una estación de policía cercana al templo, acompañado de su hijo de 9 años, quien estaba parcialmente vestido.

La menor recibió los primeros auxilios en la estación de policía y fue llevada al hospital, donde fue declarada muerta una hora y media después de su llegada.

Una autopsia fue realizada al cuerpo, pero aún no se revelaron los detalles de los resultados.

“Creemos que la niña se ahogó, el padre es responsable y ocurrió dentro de la iglesia en la pila bautismal”, dijo Burke en una conferencia de prensa.

Las autoridades también están investigando si el niño a su vez fue puesto dentro del tanque de agua de apenas 30 centímetros de profundidad.

El incidente habría ocurrido en la noche en la iglesia que se sabe mantiene sus puertas abiertas hasta tarde y al parecer no hubo ningún testigo del incidente. Ahora debido a la investigación, la iglesia se vio obligada a cancelar los servicios de estos días.

Burke aseguró que se llegó a la conclusión del homicidio después de evaluar las evidencias encontradas en el templo y de escuchar las declaraciones de Mendoza.

“No podemos revelar un motivo en este momento, pero determinamos que la muerte no fue accidental”, insistió.

Los registros del Tribunal Superior del Condado de Sonoma muestran que el hispano, quien vivía con la madre de los niños y otros dos hijos, fue declarado culpable en 1996 de robo, y pasó un año en la cárcel.

Luego en 1998 fue condenado por pelear en vía pública, el mismo año cuando violó su libertad condicional y fue condenado a otros dos años de prisión.

Gerardo Mendoza Ordaz regresará a corte en diciembre. EFEUSA

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *