En la jornada del sábado pasado, los Condors con mucho entusiasmo recibieron al equipo Barracuda de San Jose, deseando reinvindicarse con todos los aficionados que ya aclaman victorias y puntos para salir del sótano.

La alegría para los más de cinco mil aficionados fué tan pasajera, como la velocidad misma en que los Condors se fueron arriba en el marcador por 3

goles a 1.

Poco duró ese festejo que fué muy parecido a un espejismo, porque Barracuda igualaba el marcador 3 goles a 3, reclamando un tiempo extra para definir

aunque fuera un punto.

Y tenían mucha razón, les llegó el toque de suerte a los Barracuda de San Jose y anotaron el gol sobre los Condors, borrando las sonrisas en los aficionados,

porque la iluminada pizarra puso el 4 a 3 a favor del equipo de San Jose.

Todos se quedaron sin aliento, salieron tristes porque la victoria parcial se escapó como el agua de las manos, todavía faltan demasiados juegos, pero la

esperanza se desvanece con tantas derrotas dijeron los aficionados, hay que seguir apoyando a Condors en las buenas y en las malas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *