La Asociación de Futbolistas en México buscará, en primera instancia, llegar a acuerdos con los dueños del balompié nacional ‘por las buenas’ y con un diálogo abierto, esto a decir de su líder y defensa del Atlas, el veterano Rafael Márquez.

Tras una primera reunión celebrada el pasado domingo con capitanes y subcapitanes de equipos de Primera División y la Liga de Ascenso, el ‘Káiser’ explicó la seriedad del proyecto, la cual está muy cerca de concretarse, y aunque sabe que no será tarea fácil resolver inconformidades como el ‘pacto de caballeros’, no se buscará entrar en un campo de batalla.

“Los de arriba me dijeron que eran los dueños del balón y que ellos hacían lo que querían con nosotros al final de cuenta, pero no se trata de pelearnos”, trascendió que indicó Rafa, quien ya ha tenido acercamiento con varios propietarios y ellos están de acuerdo con algunas situaciones que busca la asociación, en igualdad y derechos.

Los dobles contratos (con empre- sas ‘outsourcing’), los seguros de gastos médicos, las deudas y hasta la regla 10/8 son otros de los puntos que se trataron en esta primera junta. Aun- que muchos clubes son representados por empresas fuertes y no tienen problemas, existen otros en Primera y el Ascenso donde no se les cumple a los jugadores.

En el caso de la regla 10/8 se expuso que no es bueno que se piense sólo en el negocio y que las nuevas generaciones pierdan oportunidades, debido a la gran cantidad de jugado- res de otros países que vienen a México, por lo que otra reglamentación en este aspecto es esencial.

Algunos  extranjeros  presentes en

 

L

 

la reunión como Christian Giménez  y

Chávez no tiene duda, es la pelea de su vida

L

 

a confianza que denotan las palabras que salen de su boca no son avaladas por sus gestos técnicos. Julio César Chávez Júnior recién reapareció, pero pareciera que fue la primera vez que habla  frente

a la gente.

El “Hijo de la Leyenda” titubea en sus palabras. Pone muchos “peros” entre palabra y palabra. Y por si es poco, siempre se pone por delante del “Canelo” Álvarez.

El primer derechazo lo suelta con una frase muy concreta. “Yo no le rehuyo a nadie”, dice frente a los cientos de aficionados.

Después de la única frase en la que no tartamudea, Chávez Carrasco se felicita, como si llegar a un acuerdo con el menor de los Álvarez fue- se un logro. “Lo bueno es que la pelea se dio, que la gente va a poder disfrutar de esta pelea entre yo y ‘Canelo’, prometo que la voy a ganar”, vaticina nervioso.

Las palabras surgen mientras que la gente apoya a su rival. “Es la pelea de mi vida. Voy a subir al ring a demostrar de lo que soy capaz”, dice y minimiza el potencial de su rival “muchos han visto lo mejor de Saúl, ahora podrán ver lo mejor de mi arriba del ring”.

Sin aún conocer el desenlace del careo, Julito reta a Saúl. Según el mayor de los Chávez, la certeza en la mano izquierda de su rival no es de temerse. “No le temo a la pegada de Saúl. Tomamos la pelea con todas las exigencias que ellos ponían. Sé que es un reto muy grande. Por ello me voy a preparar al máximo para salir con la victoria”, señaló.


Algunos extranjeros presentes en la reunión como Christian Giménez y Paulo da Silva también hablaron y no se lo tomaron personal. Se les dijo al final que no había ningún problema con que lleguen algunos de afuera, siempre y cuando vengan a aportar, como es el caso de ellos, y no sólo que los equipos piensen en lo económico

    Leave a comment

    Your email address will not be published.