BAKERSFIELD, CA –  El abogado Benjamin Greene, de 48 años de edad, murió el pasado martes, 20 de junio después de tener complicaciones durante una carrera de 5 km en la cual estaba participando en el parque Hart.

     El martes por la noche, los medios de comunicación recibieron un mensaje de parte del Servicio Médico Forense indicando que Greene había muerto en el Centro Médico Kern poco después de haber sido trasladado del parque Hart. Su cuerpo fue trasladado a la morgue donde se le practicara la necropsia para obtener los detalles de su muerte.

      Greene, que deja a una esposa y a nueve hijos, practicó leyes por más de 10 años en el Condado de Kern y en Bakersfield. Cuando empezó, Greene fue un abogado con la Oficina del Defensor Público retirándose y abriendo su propia oficina.

     “Él estaba en muy buena forma” indicó uno de sus amigos, el abogado Bobby Cloud. “Solamente sorprendente”, agrego el amigo de 7 años.

      De acuerdo con los medios y con reportes obtenidos por medio de la Oficina del Comisario, Greene empezó a tener problemas durante la carrera y fue a uno de los puestos de primeros auxilios donde recibió tratamiento cuando se desmayó.  Un bombero que no estaba en servicio, inmediatamente empezó a ejercitar los ejercicios de salvación hasta que llegara la ambulancia y llevara a Greene al hospital donde fue declarado muerto a las 8:32 PM.

      Antes del evento, Greene anotó en su página de Facebook que estaba nervioso de correr en la carrera con las temperaturas llegando a los 110 grados. La carrera estaba patrocinada por el Club de Atletismo de Bakersfield.

     Muchos de los amigos y compañeros de Greene, como el abogado Arturo Revelo, quien trabajó con él en la Oficina del Defensor Público dijo que todo mundo lo quería. “Tenía estos sueños y era un hombre muy contento” dijo Revelo en una entrevista con el Bakersfield Californian. “Era inteligente, era un hombre extraordinario”.

      Greene obtuvo su Juris Doctoris de la Escuela de Leyes de la Universidad de Pepperdine en 1992. Él fue un defensor público desde 1994 hasta 1999, cuando abrió su propio despacho.

     En el 2015, Greene representó al ex locutor de KUZZ, Scott Thackerey, quien se declaró sin contestar a un cargo de delito mayor al contactar a una persona por medio de las redes sociales, quien pensaba era una niña de 13 años y discutir la posibilidad de tener actos sexuales orales.

     En el mismo año, Greene pudo obtener un nuevo juicio para el acusado James Eiland II, quien estaba sentenciado a vida sin la posibilidad de fianza o libertad condicional al ser acusado de varios crímenes sexuales, diciendo que tenía “una montaña de evidencia” que el previo abogado no había presentado en corte. Durante ese juzgado, Eiland fue acusado de cuatro cargos en su contra y sirvió una sentencia de cuatro años, mientras los otros nueve cargos fueron eliminados.

    En su cuenta de Facebook, la mayoría de sus comentarios son fotos con sus hijos y en sus ejercicios. El expresaba los que significaba estar en buena forma, ponía varias fotos de sí mismo y cuando jugaba rugby o sus ejercicios de Muay Thai.

     La esposa de Greene, Michelle, dijo en su cuenta de Facebook que por favor les den la privacidad necesaria para poder pensar y sobrepasar estos hechos. También pidió que los clientes de su esposo hagan el favor de no llamar a la oficina, diciendo que la oficina se pondría en contacto con ellos.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *