BAKERSFIELD, CA –  Ella era el último de los primeros animales que el Museo Viviente de California (CALM siglas en inglés), y en la mañana del pasado 27 de junio, ella fue revelada de su posición como uno de los animales más amados y buscados del zoológico.  Su nombre era “Sophie” y ella era un burro que vivía en el parque infantil ubicado en los terrenos de CALM por las últimas tres décadas.

     Sophie llegó a CALM el 1º de enero de 1984, al año de nacimiento y presentado por la Oficina de Gestión de Tierras, y se ve uno con mucho cuidado, se puede ver en su cuello, la marca que todavía es visible después de 35 años en cautiverio.

     Es difícil de estimar el número exacto de niños y adultos que han visitado a este adorado equino que adoraba la atención y amaba ser acariciado.  Siempre dispuesta a mantenerse quieta mientras las pequeñas manos exploraban sus orejas grandes y su suave hocico. ¡El número ha de sobrepasar el millón!

     Lana Fain, gerente general del zoológico, quien fue la primera visitante al CALM cuando primero abrió sus puertas, fue miembro de la junta directiva en los 90s y por los últimos 13 años ha estado empleada por el zoológico, dijo “es difícil de recordar un momento en CALM sin la presencia de Sophie. Como se puede imaginar, el personal está entristecido, pero tuvimos la suerte de ser una gran parte de su vida. Uno no podía hacer nada más que amarla. La única vez que la vi actuar fuera de lo normal (aparte de las veces que se aplicaba el fumigante para las moscas) fue cuando los conejos se mudaron al parque infantil. Sophie no fue un vecino muy cordial.”

     En los últimos seis años, Sophie sufrió de una artritis severa, pero ella era fuerte. Su veterinario, el Dr. Paul Ansolabehere, le recetaba medicina para que pudiera moverse y no tuviera tanto dolor, así las dosis siguieron elevándose – ella mejoraba, pero de repente volvía a empeorar.  Finalmente, ya era demasiado para ella, la calidad de su vida se estaba agotando. Ahí fue cuando la penosa y dolorosa decisión tuvo que hacerse de dejarla irse en paz: Sophie fue sacrificada humanamente el 27 de junio

    Leave a comment

    Your email address will not be published.