Los Ángeles, 9 ago (EFEUSA).- Tras los operativos sorpresa que agentes de Inmigración hicieron en la ciudad santuario de Hayward, esta localidad del norte de California emitió una solicitud formal a las autoridades federales para que les informen las acciones que realicen en el área, señalaron hoy funcionarios.



“El objetivo principal es transmitir a ICE la importancia de recibir notificación oportuna cuando los residentes de nuestra comunidad son llevados bajo custodia por agentes de inmigración”, explicó a Efe Chuck Finnie, vocero de Hayward.



La preocupación de los líderes locales comenzó a finales de julio, cuando agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) arrestaron a Antonio Valenzuela, de 34 años, y José Salgado, de 42 años, cuando se dirigían a su trabajo.



El periódico The Mercury News reportó que esa es la segunda incursión de los agentes federales en menos de dos meses, luego de que en mayo otros dos indocumentados oriundos de Jalisco, México, fueron detenidos en el área

.

En una primera reacción, la ciudad hizo una declaración pública el pasado 30 de julio y lamentó que los agentes de Inmigración no proporcionaron al Departamento de Policía de Hayward (HPD) información sobre los arrestos hechos como resultado de la operación.



La ciudad de Hayward se declaró ciudad santuario en junio y entre sus políticas se establece que ningún oficial de HPD o funcionario del Gobierno local puede colaborar con agentes federales para la aplicación de las leyes de Inmigración.



Tras la declaración, la alcaldesa Barbara Halliday envió una carta formal al Jefe de la Oficina del ICE en San Francisco, David Jennings, en la que le expresa su preocupación por los operativos y el hecho de que las autoridades locales no hayan sido informadas.



Finnie advirtió que la petición no pretende limitar la capacidad de los funcionarios federales de Inmigración sino transmitir que la Policía y los funcionarios locales deben tratar a los residentes por igual, independientemente de su estatus migratorio, así como la dificultad de destinar recursos municipales en la aplicación de leyes federales de Inmigración.



Holliday advirtió que tanto su oficina, como la del administrador de la ciudad y el jefe de policía de HPD, están dispuestos a hablar con las autoridades federales sobre el delicado tema.



Los dos inmigrantes permanecen arrestados en el Centro de Detención de Adelanto, en el sur de California, y ambos tienen hijos nacidos en Estados Unidos. EFEUSA

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *