Washington, 18 oct (EFEUSA).- El presidente Donald Trump sugirió hoy que no le convence el plan presentado por dos senadores para estabilizar los mercados de seguros médicos establecidos bajo la reforma sanitaria de 2010, un día después de haber expresado su apoyo a esa propuesta.



”No haré nada para enriquecer a las compañías de seguros”, advirtió Trump ante los periodistas en la Casa Blanca, donde se reunió con los miembros del Comité de Finanzas del Senado.



El plan divulgado este martes ayudaría a mantener a flote la reforma firmada por el expresidente Barack Obama, a pesar de la promesa de Trump de derogarla y su reciente decisión de acabar con los subsidios otorgados a las aseguradoras de cobertura sanitaria amparados en esa ley de 2010.



La propuesta del senador republicano Lamar Alexander y la demócrata Patty Murray proporcionaría fondos para los subsidios que se otorgan a las aseguradoras sanitarias bajo la ley de 2010 y que permiten subvencionar cuidados para los más pobres y rebajar el coste para los demás clientes de seguros.



La Casa Blanca anunció precisamente la semana pasada que dejaría de financiar esos subsidios, que tienen un valor estimado de 7.000 millones de dólares este año, lo que la oposición demócrata consideró un “sabotaje” diseñado a hundir el sistema creado por Obamacare, como se conoce popularmente la reforma de Obama.


Trump expresó este martes su apoyo al plan de Alexander y Murray, aunque matizó que se trata de una solución a “corto plazo”.



Sin embargo, el mandatario dio hoy muestras de no estar convencido de la idoneidad de ese plan y, en un mensaje en Twitter, dijo ser “partidario” del “proceso” iniciado por los dos senadores, pero subrayó que “nunca” apoyará un “rescate” de las compañías aseguradoras que, a su juicio, han hecho “una fortuna” con Obamacare.



El senador Alexander, quien prevé divulgar oficialmente este jueves los detalles del plan bipartidista junto a Murray y otros patrocinadores, indicó que habló hoy por teléfono con Trump y que el presidente lo animó a seguir trabajando en la propuesta.



Mientras, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, expresó a través de un portavoz su rechazo al plan e insistió en que el Senado debería seguir centrado en la “derogación y reemplazo” de Obamacare. EFEUSA

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *