BAKERSFIELD, CA –  Con pancartas indicando el poder de la mujer, los derechos humanos de la mujer y otros letreros con temas más profundos, miles de personas se unieron en parques y estacionamientos a través de la nación el pasado 20 de enero para celebrar la 2ª Marcha anual de la Mujer.

       Hace un año surgió la primera marcha de la mujer, en ese entonces se protestaba la inauguración de Donald Trump como el 45º presidente de los EE. UU. En ese entonces no se sabía si este era un movimiento o un momento en el espacio.

      Pero ahora este movimiento se está enfocando más. La mujer se está convirtiendo en guerrera y sobresaliendo como líder de un esfuerzo prolongado: sosteniendo la resistencia política en contra de la presidencia de Donald Trump, según el diario New York Times.

        Y aquí, en casa, se manifestó la primera Marcha de la Mujer en el parque Mill Creek, empoderando a miles de mujeres para que salieran a demostrar su solaridad y su apoyo a sí misma y a las organizaciones que las apoyan.  Entre estas organizaciones se encontraba la Fundación del Sindicato de Trabajadores, UFW (siglas en inglés), la cual tuvo una delegación que vestía con una camiseta de color blanco con el logotipo de una mujer laborosa y con las palabras “Viva la Mujer”.  Directores de la fundación indicaron que al participar se demostró como la mujer trabajadora están sirviendo un papel principal en los movimientos activistas como líderes y con la esperanza de que salir de la marcha inspiradas a tomar acción y a estar más envueltas en temas migratorios, pesticidas y salud.

        El diario The Bakersfield Californian tenía en su primera página la imagen de Josefina Flores, quien ha marchado por los derechos de la mujer desde los años 60 cuando marchaba al lado de César Chávez. Este año, ella volvió a levantar su bandera roja con águila negra y marchó para el apoyar los derechos humanos y laborales de la mujer.

        Así mismo, por el segundo año consecutivo, líderes a través de los EE.UU. dijeron que no era una pequeñez de sostener el entusiasmo y de generar la estrategia enfrente de las derrotas políticas en varios temas importantes. El presidente Trump a nombrado a jueces conservativos y le ha dado el poder a varios líderes de agencias federales a que aprueben los requisitos laborales del Medicaid, excepciones religiosas para los proveedores que se oponen al aborto, y combate las guías del abuso sexual.

       Este movimiento se ha convertido en el sinónimo de las causas progresivas, dejando atrás a varios que no quieren a Trump, pero toman las mismas decisiones cuando se encuentran relacionadas con el aborto, finanzas o otros temas.

       

      

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *