BAKERSFIELD-, Calif.- Un juez federal dictaminó la semana pasada que las decisiones de redistribución de distritos adoptadas por la Junta de Supervisores del Condado de Kern en 2011 violan la Ley Federal de Derechos Electorales de 1965 y niega ilegalmente a los latinos elegir a los candidatos de su elección.

       El Fondo Mexicano Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) anunció la semana pasada.

       “El tribunal estuvo de acuerdo con los Demandantes en que el límite entre el Distrito 1 y el Distrito 4 fractura ilegalmente a una gran comunidad latina cohesionada, sumergiendo sus votos en el mayor electorado anglosajón en ambos distritos, diluyendo la capacidad de los votantes latinos de participar efectivamente en el proceso político”. la declaración dice.

      “Ahora los residentes y votantes de Delano y del norte de Kern tendrán una verdadera representación y podrán elegir a sus propios pares para representarlos a fin de defenderlos y luchar por ellos”, dice Joey Williams, director del capítulo de Faith in the Valley Kern.

       “Lo que la junta de supervisores hizo en 2011 muestra la manifestación directa del racismo estructural e institucional de supremacía blanca en los niveles más altos del gobierno del condado”, dijo Williams.

         En un testimonio dado por Camila Chávez, directora ejecutiva de la Fundación Dolores Huerta, enfrente de la Junta de Supervisores el pasado 27 de febrero, Chávez dijo que se han oído rumores de que los miembros de la Junta de Supervisores están planeando una apelación o posponer la implementación de este proceso, por eso, el público está presente para decirles que que esto es inaceptable, agregando que la junta está tirando el dinero al tratar de posponer la implementación del proceso.  Chávez indicó que la Fundación Dolores Huerta ha creado mapas con la propuesta de donde se deben de poner las nuevas líneas distritales y que están dispuestos a trabajar en conjunto con el equipo GIS del condado para la creación de estos nuevos mapas.       

       “[Esta] decisión debería ser una advertencia para otros condados en California, algunos de los cuales tampoco cumplieron con la Ley de Derechos Electorales durante la última ronda de redistribución de distritos”, dijo Thomas A. Saenz, presidente y consejero general de MALDEF en una declaración. “La creciente comunidad latina tiene derecho a la representación, y trazar líneas para proteger a los titulares de los riesgos arriesga costosos litigios para asegurar un eventual remedio para proteger los derechos de los votantes”.

 

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *