SAN FRANCISCO, Calif.— Para ayudar a hacer frente al desafío del cambio climático con respecto al aumento de incendios forestales y los fenómenos meteorológicos extremos, Pacific Gas and Electric Company (PG&E) anunció hoy un amplio programa de seguridad contra incendios forestales para la comunidad.

PG&E está trabajando en estrecha coordinación con los equipos de respuesta inmediata, así como con los líderes cívicos, comunitarios y clientes en este programa. Estos esfuerzos tendrán un impacto inmediato en la reducción de las amenazas de incendios forestales y en la mejora de la seguridad, antes del inicio de la temporada de incendios forestales en el norte y centro de California.

Años de sequía, calor extremo y 129 millones de árboles muertos han creado una “nueva normalidad” en California. En aras de la seguridad pública y dando continuidad a los incendios forestales del 2017, PG&E está aplicando medidas preventivas adicionales destinadas a reducir el riesgo de incendios forestales. La compañía está permanentemente trabajando en la evolución de sus prácticas operativas, en respuesta a nuevos estándares y regulaciones, pero esta nueva norma significa se deben hacer mucho más en alianzas o asociaciones para fortalecer la seguridad y la resiliencia de la infraestructura energética del estado.

El programa multifacético se centra en tres áreas clave:

 reforzar la prevención de incendios forestales y los esfuerzos de respuesta ante emergencias

 trabajar con los clientes y equipos de respuesta inmediata para implementar nuevas y renovadas medidas de seguridad y

 llevar a cabo más acciones para fortalecer el sistema eléctrico a largo plazo y ayudar para reducir las amenazas de incendios forestales, al tiempo de mantener seguros a los clientes.

“Tanto nuestro sistema como nuestros pensamientos deben estar centrados exclusivamente en el trabajo en conjunto para ayudar a prevenir que vuelvan a ocurrir los devastadores incendios forestales, como los de North Bay en octubre y los de diciembre, en el sur de California, para responder de forma rápida y efectiva si se producen”, dijo Pat Hogan, vicepresidente sénior de Operaciones Eléctricas de PG&E. “Los tiempos extraordinarios requieren medidas

extraordinarias, que es de lo que se trata el Programa Comunitario de Seguridad contra Incendios Forestales”.

Entre las acciones que PG&E está adoptando destacan:

Prevención de Incendios Forestales y Respuesta ante Emergencias

 Establecer un Centro de Operaciones de Seguridad contra Incendios Forestales para monitorear los riesgos de incendios forestales en tiempo real y coordinar los esfuerzos de prevención y respuesta con los equipos de respuesta ante emergencias.

 Asegurar recursos adicionales de lucha contra incendios de PG&E para responder a los incendios forestales, proteger los postes, las líneas eléctricas y otros equipos eléctricos durante los incendios, y asistir a los equipos de servicios públicos que trabajan en zonas de alto riesgo de incendio.

 Expandir tanto los pronósticos del tiempo como los modelos de la compañía, mediante la instalación de una red de estaciones meteorológicas operadas por PG&E en toda el área de servicio.

Medidas de Seguridad Nuevas y Reforzadas

 Aumentar las ya rigurosas prácticas de manejo de vegetación de PG&E basadas en el mapa del Distrito de Alta Amenaza de Incendios adoptado en enero de 2018 por la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés). Las nuevas normas exigen mantener los árboles y las ramas más alejados de los cables de alta tensión. También trabajaremos para crear zonas de seguridad contra incendios alrededor de las líneas eléctricas en las áreas de mayor riesgo de incendio.

 Refinar y ejecutar protocolos para apagar proactivamente las líneas de energía eléctrica en áreas donde se producen incendios extremos, e implementar las comunicaciones y recursos apropiados para ayudar a informar, preparar y apoyar a nuestros clientes y comunidades.

 Ampliar nuestra práctica de desactivar los reconectadores de línea y los disyuntores en áreas de alto riesgo de incendio durante la temporada de incendios.

Fortalecimiento del Sistema Eléctrico a Largo Plazo

 Invertir en líneas eléctricas más fuertes y revestidas, mantener la separación de las líneas eléctricas para evitar el contacto línea a línea durante las tormentas de viento, y reemplazar los postes de madera con postes de otros materiales (no madera) en los próximos años.

 Expansión de nuestra práctica preventiva de tratamiento de postes eléctricos con retardante de fuego a largo plazo, en áreas donde es elevado el riesgo de incendio.

 Establecer alianzas con las comunidades para desarrollar e integrar micro redes que ayudan a mejorar la confiabilidad y la resiliencia del servicio eléctrico en caso de grandes desastres naturales.

Hogan, quien ha participado en recientes audiencias legislativas y regulatorias sobre incendios forestales, señaló que PG&E no podrá hacerlo solo. Requerirá una alianza integral y un entorno de colaboración que incluya tanto a líderes cívicos, comunitarios como personal de los equipos de respuesta inmediata, así como autoridades del orden público, dirigentes estatales y compañías eléctricas.

“Todos tenemos que trabajar juntos para tomar decisiones y poner en marcha soluciones basadas en la dinámica del cambio climático y los fenómenos meteorológicos severos”, expresó Hogan. “Nuestras comunidades dependen de nosotros para tomar acciones preventivas y contundentes que protegerán el futuro energético de nuestro estado y ayudarán a reducir el riesgo de incendios forestales en California”.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *