DELANO, CA – La iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe estaba llena de personas el lunes pasado mientras que familia, amigos y miembros de la comunidad vinieron a dar sus respetos a una pareja que perdió la vida durante una persecución con agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas.

       Esto es un tema muy sensible en la comunidad de Delano y a través del Condado de Kern – la muerte de Santos Hilario García, 35, y el de su esposa, Marcelina García Perfecto, 33.

   La pareja dejó atrás a seis hijos, cuyas edades oscilan entre los ocho a 18 años, dijo el coordinador de políticas e investigación de la Fundación del Sindicato de Trabajadores de América, Eriberto Fernandez, quien ha estado trabajando con la familia desde el día del accidente.

   “Lo que pasó aquí no tuvo que pasar. Nunca debimos de haberlos perdido y ahora sus seis hijos se quedaron sin padres”, dijo Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores, UFW.

       Los García fueron víctimas de un choque, pero fueron las circunstancias que causaron el choque lo que ha llamado la atención de toda la nación.

        “Toda la ciudad tiene un pésame por esta tragedia, que pudo evadirse” dijo Grace Vallejo, alcaldesa de la ciudad de Delano.

       El 13 de marzo fue cuando empezó esta pesadilla para la familia. Los agentes de ICE llegaron a la casa de Garcia y Profecto, creyendo que pertenecía a un ciudadano mexicano que había sido removido previamente, dijo el vocero de ICE, lori Haley, que coincidió con la descripción d su objetivo, salió de la casa, se subió a su automóvil y huyó del área “a un ritmo acelerado”, dijo Haley.

        “Dado a lo que está pasando con ICE, el miedo está en que van a regresar a un país donde ellos no puedan mantener a su familia”, agregó la alcaldesa Vallejo.

      El vehículo de los García fue a impactarse en contra de un poste en la Avenida Cecil, volcando la camioneta donde viajaban y matando a los padres de seis.

       “Eran buenos padres. La última vez que sus hijos los vieron fue cuando iban a buscar trabajo”, dijo Rodríguez.

         En cambio, se reunieron en el funeral de sus padres, donde se reunieron cientos de personas a dar sus respetos, llenando cada lugar vacío de la iglesia y saliendo de las puertas de la iglesia. Este era un momento de clausura para los niños García, pero fue la dura realidad del comienzo de una vida sin sus padres.

        Los cuerpos de Santos y Marcelina serán enviados a México para ser enterrados. Hasta ahora, los niños han sido cuidados por su hermana mayor de 18 años y otros miembros de su familia inmediata.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *